access_time 19:23
|
28 de julio de 2006
|
|

JUSTICIA PENAL

Comienza juicio por un crimen pasional

Un hombre que degolló y apuñaló a una mujer, en un hecho ocurrido en mayo del 2005, será juzgado en San Rafael.

      En los primeros días de agosto se iniciará un juicio oral y público por el caso del asesinato de una mujer, un hecho de sangre ocurrido en el departamento de General Alvear, en mayo del año pasado. La víctima de este caso resultó muerta a puñaladas por quien era su ex pareja, y quien la halló sin vida fue uno de sus hijos. El debate por este juicio estará a cargo de la Primera Cámara del Crimen de San Rafael, tribunal que impartirá justicia por este homicidio de tipo pasional.


     La única persona acusada por este crimen es Alfredo Conti, de 58 años, quien mató a su ex pareja,María Rosa Domínguez, de 49 años, de varias puñaladas. El escenario donde se produjo la discusión que desencadenó en una riña donde perdió la vida Domínguez fue la propia casa de la víctima, y estos hechos ocurrieron entre la tarde y la noche del 7 de mayo del 2005. Alfredo Conti llega al juicio acusado de homicidio agravado por ensañamiento. La investigación judicial que llevó adelante la policía sureña determinó que Conti, valiéndose de un cuchillo, le asestó varias heridas "en forma cruel y desmesurada" a la mujer, según se puede leer en el expediente de esta causa.


     Domínguez recibió las letales lesiones en el tórax, rostro, cuello y brazos, como pudo determinar el personal de Policía Científica, y, a posterior, los peritos forenses. Las heridas internas fueron en el corazón y en el pulmón izquierdo, las que ocasionaron una hemorragia interna profunda que determinaron la muerte de la mujer, pocos minutos después del hecho de sangre, afirmaron los médicos que trabajaron en este caso. Asimismo, cuando Domínguez fue encontrada tendida en el piso de su vivienda, fue llevada de inmediato hasta el Hospital Regional de Alvear pero, para los responsables de la guardia de urgencias, fue imposible salvarle la vida.


     Consumado el asesinato, Conti escapó hacia su casa, donde intentó refugiarse. Pero el violento hombre fue hallado, pocas horas después del hecho, en los fondos de su residencia, en unas conejeras construidas en la tierra. Conti había intentado quitarse la vida, y, al ser hallado, presentaba lesiones de arma blanca en ambas muñecas. Los policías que encontraron a Conti lo trasladaron al Hospital Regional, donde se recuperó de las heridas. Según los testimonios de familiares y vecinos de la víctima, Domínguez y Conti habían sido pareja y no vivían juntos, aunque sí en viviendas cercanas. 

Mas Noticias:

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.