access_time 23:51
|
6 de noviembre de 2006
|
|
SAN RAFAEL

Comienza juicio a acusado de violar a su hijo de 10 años

Un hombre de 40 años será juzgado por abusar en varias oportunidades de su pequeño. Se aprovechaba del niño cuando se acostaban juntos

    Hoy comenzará, en la Segunda Cámara del Crimen de San Rafael, un juicio oral contra Walter T. (40), acusado de abuso sexual agravado contra su hijo, quien ahora tiene diez años. El hombre habría abusado más de una vez del niño en la casa que compartían, en el distrito de Monte Comán.

ABERRANTE
. Antes del 30 de junio del 2005, la investigación determinó que el padre abusó de su hijo con penetración vía anal. Los abusos, de los que no se ha podido acreditar el número de veces, fueron cometidos por el ahora imputado en momentos en que se acostaba en la misma cama con el niño. A todo esto, la esposa del acusado, madre del pequeño, comenzó a advertir cambios en la personalidad del niño. Por ejemplo, en la escuela tenía evidente retraso en el aprendizaje. La madre sospechó que podría ser víctima de algún delito.

    Le preguntaba al niño, pero este le contestaba con evasivas o guardaba silencio. En principio, no sospechó del esposo. Sin embargo, la mujer advirtió que el trato entre el padre y el hijo no era normal, porque consideró que habían actitudes extrañas por parte de su esposo. El niño la rechazaba a ella y, a la vez, cayó en un estado depresivo y de aislamiento en el ámbito escolar.

LA DENUNCIA. En una oportunidad, la madre, mientras bañaba a su hijo, notó que este tenía la cola inflamada. A esto se sumaron manchas de materia fecal en su calzoncillo y en las sábanas. La última vez fue en junio del año pasado. La madre le preguntó qué le pasaba con el padre y el niño, llorando, le respondió que era objeto de abusos sexuales por parte de su progenitor, quien le habría dicho al chico que no le dijera nada a la madre porque, si no, iban a pelear. Para la mujer, el niño ya no toleraba más la situación que vivía.

    Esa noche, una vez que el menor se durmió, ella radicó la denuncia policial y se mudó de casa. Cuando se encontró con su marido, lo acusó de abusador. El niño declaró luego contra su padre y, aunque dijo que nunca le había pegado, tenía miedo de que lo hiciera y, por eso, nunca le contó a nadie lo que le sucedía. Una pericia del forense Mariano Cuaranta dio como resultado una dilatación aumentada del esfínter anal del niño.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.