access_time 19:25
|
24 de agosto de 2006
|
SEXTA CÁMARA DEL CRIMEN

Comienza hoy el juicio por el asesinato de un policía

Al oficial ayudante Cesar García le cortaron el cuello con un cuchillo en la puerta de la escuela Las Heras. Dos sujetos estarán en el banquillo de los acusados.

   El tapitero Benito Juárez comenzará a ser juzgado hoy en la Sexta Cámara del Crimen por el “homicidio agravado por el uso de arma” del policía Cesar García, hecho ocurrido el 12 de octubre del 2005 en Capital. Por este conmocionante suceso, también tendrá que responder otra persona que se desempeñaba como tapitero, Jorge Luis Guaquinchay, pero por el delito de encubrimiento. Según informaron desde Tribunales, el debate estará presidido por Alejandro Gullé e integrado por Alejandro Brizuela y Liliana de Paolis de Aymerich.

CRUENTO.Todo comenzó cuando el oficial ayudante García (23), que ese día estaba vestido de civil, llegó a las 23.30 a un colegio ubicado en Montecaseros y Alberdi de la Cuarta de Sección para buscar a su novia. Sin darle opción a una reacción, dos sujetos se aproximaron por la espalda y lo atacaron de forma cruel: lo sujetaron violentamente y le cortaron el cuello con un cuchillo Tramontina. Los matadores se fugaron rápidamente del lugar y cinco horas más tarde fueron apresados en San José. A pesar del tremendo corte en el cuello, García pidió ayuda en la puerta del colegio CENS Gregorio de Las Heras y fue socorrido por algunas personas.

    Al ver que sangraba demasiado, personal del establecimiento llamó a una ambulancia del SEC y al Comando Radioeléctrico. A los pocos minutos arribó el servicio médico y lo llevaron al Hospital Central, en estado grave. Cinco minutos antes de las cero horas, los médicos informaron de su muerte. Cuando corrió la noticia de que el muerto era un efectivo policial, se montó un gran operativo para dar con los agresores. Uniformados tomaron testimonios y algunos datos a los testigos.

    Fue así que, cinco horas después, los pesquisas lograron dar con los sospechosos en la vivienda de uno de ellos: Juárez, de 20 años, domiciliado en San José, y Guaquinchay, de 24, quien vivía en el barrio Huarpes II de Godoy Cruz. Luego del crimen, los investigadores relacionaron el caso con dos hipótesis: una vinculó a García con problemas en un operativo con los dos tapiteros en cercanías a la Terminal de Ómnibus y que estos después se vengaron. Pero otra, la más fuerte, decía que uno de los homicidas era ex pareja de la novia del oficial, por lo que se desvió a la hipótesis del homicidio con tintes pasionales.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.