access_time 15:53
|
5 de noviembre de 2019
|
Estilo de vida y alimentación

Comer ‘sano y saludable’ al extremo también puede perjudicar la salud

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1572979992783tapa%201.jpg

Conocida como ortorexia, este trastorno puede afectar seriamente a quienes lo padecen.

Los tiempos agitados, el caos de la organización diaria, nuevos estereotipos y exigencias de la sociedad, son factores que sin duda, también han provocado un alto impacto en la alimentación. Con la tendencia alimenticia surgen algunas modas pasajeras y otras que, con el tiempo, pueden devenir en la creación de un nuevo trastorno alimenticio, hasta entonces desconocido. Tal como sucede con la llamada ‘ortorexia’.

Así, las personas que tienen una obsesión enfermiza por comer saludable podrían sufrir de una enfermedad que se conoce como ortorexia nerviosa, que a pesar de no haber sido reconocida como un diagnóstico clínico, es una afección real de la que muchos padecen.

El término fue acuñado por el Dr. Steven Bratman para describir su propia fijación con una alimentación saludable que llegó a hacerle más daño que bien. Lo que comienza como el simple propósito de comer sano pasa a ser una manía compulsiva por la pureza de los alimentos. A diferencia de las personas que padecen de anorexia, que se preocupan por las calorías y tratan de estar cada vez más delgadas, la ortorexia nos hace centrarnos en la calidad de lo que se come.

Como resultado, las personas terminan privándose de nutrientes esenciales y llegan incluso a sufrir de angustia.

Una persona con ortorexia no tiene conciencia de enfermedad, aunque se lo haga saber. Quien sufre esta enfermedad puede poner en riesgo su vida dado que empieza a aislarse y a pensar las 24 horas del día en que comer, en que cocinarse, dónde comprar la comida, en cómo poner excusas para no ir a eventos, etc. Esto afecta también a la salud física por tantas restricciones, generando carencias de nutrientes.

 

Signos para identificar la ortorexia:

• El ejercicio y la comida condicionan la vida de la persona.

• Evita ir a reuniones sociales por no poder comer lo que hay o por preferir hacer ejercicio.

• Es muy selectivo en los alimentos a consumir.

• Su único tema de conversación es la comida y el ejercicio. 

• Lleva adelante conductas atípicas. Ej. Llevarse la comida para su vuelo en avión.

• Habla de la comida como si "todo enferma".

 

Recomendaciones para tener un cuerpo sano:

* No realizar dietas para bajar de peso, sí cuando se sufre una patología.

* No privarse de ningún nutriente.

* Que predominen los alimentos mas nutritivos.

* Hacer ejercicio regular sin sobre exigirse.

* Disfrutar de los eventos sociales y comer lo que nos gusta.

Pero, ¿es posible tratar la ortorexia?

Según recomiendan los expertos, lo mejor es recurrir a la ayuda profesional. Y la mejor opción es un médico especialista en tratar trastornos alimentarios.

Parte del tratamiento es cambiar el enfoque de la persona a la hora de considerar qué es comer saludable y qué no lo es, hacerles ver que basar su autoestima en la calidad de lo que comen es irracional y ayudarlos a enriquecer su identidad como persona para que no se vean solo como alguien que come alimentos saludables, sino como alguien que disfruta también de los otros muchos aspectos de la vida.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.