access_time 01:19
|
9 de octubre de 2006
|
|
BOLIVIA

Comenzó el entierro de los mineros

Con escenas de gran dolor, empezaron a ser inhumados los cuerpos de los trabajadores muertos en violentos enfrentamientos. Dudas sobre la cantidad de decesos.

    Los pobladores de la localidad de Huanuni, en el occidente de Bolivia, comenzaron ayer a enterrar a los mineros muertos en el enfrentamiento armado por el control de un yacimiento de estaño y que dejó 16 víctimas, según cifras oficiales. Durante la mañana del domingo, los trabajadores de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) enterraron seis cadáveres de sus filas, luego de una misa celebrada en el cementerio de la localidad de Huanuni y una procesión funeraria de cerca de dos mil personas.

    Los obreros de la Federación de Cooperativas Mineras serán enterrados hoy, luego de un acuerdo alcanzado con el otro bando para hacer ceremonias diferentes y evitar incidentes, durante los actos fúnebres, en las calles del pequeño poblado.

    SEGURIDAD Y CIFRAS. Aproximadamente doscientos policías escoltaron la procesión de los obreros de Comibol, que evitó cruzar frente a la sede de los cooperativistas que aún velaban al grupo más numeroso de los fallecidos el jueves y viernes. Aunque las cifras oficiales estiman la cantidad de muertos en 16 personas, el diario La Patria, de la ciudad de Oruro, citó a 19, con nombres y apellidos, incluida una mujer cooperativista desaparecida en medio de las explosiones con dinamita.

    Ambos grupos de mineros velaron el sábado los cuerpos de las víctimas y retrasaron el entierro hasta ayer para exigir al Gobierno un compromiso de indemnización a las viudas y los huérfanos, la atención de los heridos y la reparación de los daños materiales sufridos en Huanuni, situada a 288 kilómetros al sur de La Paz.

    Los mineros de la Comibol y los cooperativistas se reunirán hoy lunes con el Gobierno para analizar la atención de los familiares de las víctimas y una solución al conflicto por el control del yacimiento de estaño, que es el más grande de Bolivia.

    El Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, uno de los mediadores que logró la tregua entre los dos sectores el viernes, pidió en La Paz a ambos grupos y al Ejecutivo actuar “con serenidad y reflexión, porque las heridas en el lugar están muy frescas”.

    HISTORIA. El conflicto fue el peor de los ochos meses del Gobierno del presidente, Evo Morales, y le costó el cargo al ministro de Minería, Wálter Villarroel, representante de los cooperativistas, quien fue remplazado por José Guillermo Dalence, un ex trabajador de la Comibol y afín al otro grupo.

    El máximo representante de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, anunció el sábado que planteará un juicio contra Morales y sus ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de Gobierno (Interior), Alicia Muñoz, y el destituido Villarroel por su presunta responsabilidad en esos sucesos (ver aparte).

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.