access_time 17:09
|
20 de diciembre de 2006
|
|
TERCERA CÁMARA DEL CRIMEN

Comenzaron a juzgarlo por matar a un hombre de tres puñaladas

La Tercera Cámara del Crimen comenzó a juzgar ayer a Leonardo Marcelo Richardi, quien llegó hasta el banquillo de los acusados por ser el principal sospechoso de haber asesinado, con reiteradas y letales puñaladas, a Santiago Víctor Domínguez el lunes 17 de diciembre del 2001

              Quedó imputado por homicidio simple y ahora deberá esperar la sentencia del juez. Según consta en los expedientes, ese lunes, alrededor de las 22, se produjo una discusión entre ambos que terminó en una terrible golpiza, lo que desató la ira de Richardi y acuchilló tres veces a la víctima.


           Los motivos de los entredichos no pudieron ser corroborados por el fiscal que instruyó la causa, pero el tribunal unipersonal de la Cámara en lo Criminal, presidido por Pedro Funes, espera, con las testimoniales de ayer y las que se escuchen hoy, poder arribar al conocimiento de si existía algún problema de fondo, más que una discusión circunstancial que derivó en la muerte de Domínguez. Los hechos sucedieron en un lote contiguo a la vivienda de la víctima, situada en Las Margaritas sin número del barrio Cooperativa Vinódromo, casa 17, Chacras de Coria.


         En medio de la pelea, y mientras Domínguez estaba en el piso, luego de que cayó producto de un duro golpe recibido de su agresor, Richardi lo apuñaló en el abdomen, la cadera y la axila izquierda. Esta última herida le causó un shock hipovolémico, lo que provocó su inmediato traslado al Hospital Central. A pesar de la ardua tarea de los médicos, que intentaron salvar a la víctima de este cruento episodio, Domínguez murió a las pocas horas –cerca de las 0.30–, en una sala de terapia intensiva de ese centro asistencial.



       El juicio continúa hoy con las testimoniales de la concubina de la víctima y la esposa del imputado. Según consta en los expedientes, esta última mujer asegura que su marido intentó defenderse de las agresiones de Richardi y aseguró que su esposo golpeó a Domínguez en defensa propia. Hoy podría haber sentencia, luego de que declaren los testigos que aún no se han presentado ante el magistrado y después de que, tanto el fiscal como la querella y el defensor, expongan sus alegatos. Para el delito de homicidio simple, el Código Penal prevé una pena que va de los 8 a los 25 años de prisión efectiva.


        En caso de que a Richardi se le atribuya el hecho, deberá pasar ese tiempo tras las rejas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.