access_time 12:22
|
22 de agosto de 2006
|
CÓRDOBA

Comen y brindan durante un robo

Al menos tres delincuentes armados redujeron durante unas cuatro horas a una familia residente en las afueras de Córdoba y en cuya casa comieron y bebieron, tras lo cual lesionaron levemente a una de las víctimas y robaron electrodomésticos y dos vehículos. El hecho ocurrió entre las 18 y las 22 del domingo en el barrio El Quebrachal, una zona de quintas situada en la periferia este de Córdoba, aseguró una de las víctimas y confirmó también la policía.

    Al menos tres delincuentes armados redujeron durante unas cuatro horas a una familia residente en las afueras de Córdoba y en cuya casa comieron y bebieron, tras lo cual lesionaron levemente a una de las víctimas y robaron electrodomésticos y dos vehículos. El hecho ocurrió entre las 18 y las 22 del domingo en el barrio El Quebrachal, una zona de quintas situada en la periferia este de Córdoba, aseguró una de las víctimas y confirmó también la policía.

    Los ladrones le dispararon con una escopeta a uno de los integrantes de la familia, ocasionándole sólo heridas leves, debido a que usaron perdigones de goma, según la información policial. La banda se llevó un camión Ford 350, un automóvil Fiat 147 –que después fue abandonado–, una cocina, un DVD, un televisor, garrafas y vestimentas, precisó la policía en un parte emitido ayer. Norma Bertori denunció ayer a la mañana que el domingo al mediodía ya había alertado a la policía porque varias personas estaban merodeando su vivienda.

    Por la tarde, el grupo de delincuentes ingresó “volteando la puerta”, tomando por sorpresa a la familia, entre los que se contaban cuatro niños de entre un mes y tres años. “Estábamos con mi nuera, con mi hija y con los chiquitos viendo una película cuando estos tipos llegaron y nos voltearon la puerta. Tenían escopetas, una era una larga recortada, y dos revólveres.

    Nos han amenazado constantemente y a mí me gatillaron”, le dijo la mujer a Cadena 3. Además, Bertori contó que durante las casi cuatro horas que duró el asalto, los integrantes de la banda “comieron, tomaron sidra de la heladera y brindaron. Fue terrible”. Según informó la policía, los vecinos trasladaron a una de las víctimas a un centro asistencial cercano. Posteriormente, el Fiat, que había sido abandonado por los ladrones, fue recuperad.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.