access_time 22:06
|
24 de noviembre de 2016
|
Economía

Comedor de la UNCuyo busca bajar costos abasteciéndose con productores locales

<p>A trav&eacute;s del programa &quot;Compra a productores de la Agricultura Familiar&quot;, la casa de estudio contrat&oacute; a 15 productores de Maip&uacute; y Guaymall&eacute;n. La finalidad es mejorar la situaci&oacute;n econ&oacute;mica y social de los trabajadores y reducir los gastos del buffet.</p>

La finalidad del Programa, más allá de reducir costos en el Comedor Universitario, es lograr que los productores puedan vender sus productos en forma directa y sin intermediarios. Para ello, la UNCuyo contactó a un grupo de 15 productores de la Agricultura Familiar de Guaymallén y Maipú que les provee en forma directa sus frutas y verduras. De este modo, el Comedor baja los costos en la compra de esa mercadería y, los productores se vean beneficiados en su situación económica y social. 

 

“A principio de año se creó el Programa Economía Alternatva que busca vincular a la Universidad con los pequeños productores, actores de la economía social, cooperativas, entre otros y, en ese camino, hoy articulamos la secretaría de Agricultura Familiar, con la que logramos convenio con 15 productores, 15 familias que venden sus productos directamente al comedor”, refirió a El Sol, Roberto Valverde, coordinador del programa.

 

De la chacra al Comedor

El funcionario además aseguró que con esta alternativa se intenta generar un espacio de coordinación entre productores y la Universidad, para avanzar en distintos niveles de trabajo conjunto. “Se rompe la intermediación lo que implica mejoras en la economía de los actores con los que se trabaja. Ese es el objetivo central de la Universidad, sobre todo, si se tiene en cuenta que son pequeños” , dijo Valverde.

 

Por su parte, el secretario de Bienestar, Rodrigo Olmedo señaló que: “Desde el Comedor Universitario se busca ofrecer siempre un producto de calidad, con cierta continuidad en su producción y con un buen precio y, principalmente, acercar a los estudiantes una buena calidad en el servicio”.

Esto no es ni más ni menos que lo que realizan en varios países de América Latina donde las compras públicas pasaron a ser una parte escencial e integral de las políticas de seguridad alimentaria y nutricional de los países. “Lo que permite este sistema es garantizar el derecho a la alimentación, mejorar la vida de los más vulnerables y promover el desarrollo local. Además, fomentan mejores hábitos de alimentación, generan nuevos mercados para la agricultura familiar y estimulan la articulación de políticas públicas”, culminó Olmedo.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.