access_time 11:04
|
12 de septiembre de 2018
|
Legislatura

Diputados aprobó el nuevo Código de Faltas y el proyecto vuelve al Senado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1536774854360Dm5vDUVX0Asjwvi.jpg

La iniciativa obtuvo 24 votos a favor y 22 en contra. Como le hicieron modificaciones, regresará a la Cámara Alta para su sanción definitiva.

El nuevo Código de faltas se aprobó este miércoles en Diputados y volverá al Senado tras las modificaciones realizadas por la Cámara Baja. La votación resultó en 24 afirmativos y 22 negativos.

Antes de la sesión había incertidumbre respecto al desenlace de la jornada, ya que el diputado Guillermo Pereyra había criticado el proyecto y analizaba no dar quórum junto con la oposición. Sin embargo, el gremialista decidió ingresar al recinto y el oficialismo respiró aliviado.

El debate se desrrolló en medio de un clima tenso dentro y fuera de la Legislatura, donde se concentraron manifestantes de agrupaciones políticas y sindicatos que rechazan el proyecto.  La calle Patricias Mendocinas desde Espejo hasta Rivadavia estáuvo cortada para el tránsito vehicular. Fuera de la Casa de las Leyes se reunieron manifestantes de la CGT, SUTE, ATE, CTA y el Movimiento Evita, junto con otras agrupaciones de izquierda.

Pasado el mediodía, algunos manifestantes tiraron piedras contra efectivos policiales, por lo que se hizo presente personal de infantería. La oposición aprovechó el incidente para criticar la "ideología represiva" del proyecto, además de acusar, principalmente, que se "criminaliza la pobreza y la protesta", debido a los artículos que prohíben a cuidacoches y trapitos, entre otros.

En respuesta, el oficialismo señaló que se busca dar un orden general al comportamiento de la ciudadanía. El diputado César Biffi (UCR) replicó que "si esto es epresivo, como dicen, entonces en la oposición son liberales absolutos donde todo está permitido y no creo que sea así: respetan las leyes y normas que existen en todas las sociedades".

Ahora el texto retornará a la Cámara Alta, donde el radicalismo cuenta con Héctor Bonarrico como "aliado", ya que en la sesión en la que se aprobó la primera vez, su presencia dio el quórum necesario para el tratamiento. Por eso se estima que el nuevo Código de faltas se convertirá definitivamente en ley.

Los cambios

Diputados incluyó algunas modificaciones de las solicitadas por los diputados Marcos Niven y Guillermo Pereyra, quienes podrían haber frenado el proyecto si ambos se oponían.  Si bien no se aceptaron todos los cambios propuestos, los dos consideraron que era un logro favorable.

En el caso de Niven, las modificaciones aclaran que los arrestos no se cumplirán en cárceles, se eliminó la palabra “perturbar” a docentes como motivo de multa (debido a la dificultad de definir cuándo ocurre esa condición) y se incluyó que los choferes de ómnibus podrán ser sancionados si abandonan maliciosamente a los pasajeros, ya que el proyecto sólo contempla un castigo para choferes de taxis y remises.

Por su parte, Pereyra logró cinco cambios, entre los que figura que la municipalidad no podrá pedir informes sobre la identidad personal, en las ofensas personales a funcionarios públicos se exeptuó a quienes tengan representación política. Además, como la policía no puede determinar los motivos de estados de alteración psíquica e intoxicación, se incluyó que es necesaria la determinación de un profesional médico para sancionar.

Finalmente, el artículo sobre transmisión de enfermedades venéreas o contagiosas se eliminó. "Es discriminativo y una persona puede tener este padecimiento sin saberlo. No se tenía en cuenta su preunción de inocencia, además de ser estigmatizante", explicó.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.