access_time 00:03
|
30 de abril de 2021
|
|
¿La conocías?

Hot Dog: la curiosa historia que se esconde detrás de los panchos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1619738665166pancho.jpg

Según las estadísticas de esta industria, se consumen más de 200 millones de salchichas al día en el mundo.

Casi todas las personas, alguna vez en su vida, comieron un pancho con papas fritas. En Chile se los denomina “completo”, mientras que en México los llaman “perros calientes”. Sin embargo, casi nadie se pregunta dónde nació este tentempié.

En todas las cocinas alrededor del mundo se pueden hallar distintos tipos de salchichas desde la morcilla hasta la clásica salchicha alemana, pasando por el chorizo y la butifarra.

La salchicha Frankfurt, con denominación de origen demográfica protegida desde 1860, es la que originalmente se empleaba para los panchos. En Alemania se la conoce como "salchicha dachshund", un dato fundamental a la hora de comprender la historia.

Ver también: Esta es la receta de Damián Betular para lograr unos macarons perfectos

En 1852, el gremio de carniceros de la ciudad de Frankfurt elaboró una salchicha ahumada con especias, embutida en una delgada y transparente tripa, a esta salchicha se le dio el gentilicio de la ciudad de origen, Frankfurter. 

En Alemania hay una leyenda urbana que asegura que el inventor de esta salchicha se inspiró en un perro de raza dachshund de un carnicero amigo, es por eso que la salchicha quedó muy unida a la mascota.

Posteriormente, el nombre “dachshund” se quedó y bajo ese nombre se vendían las salchichas en las carnicerías, restaurantes y locales de comida en Alemania y Austria.

Ver también: La historia más dulce: este es el origen del alfajor

El desembarco en Norteamérica

La Frankfurter cuando llegó a Estados Unidos comenzó a ser llamada de distintas formas, como franks, wieners o vienesa, red hotsy o dachshound.

La persona que se encargó de llevar el pancho a la popularidad norteamericana fue el vendedor de comidas y gaseosas, Harry M. Stevens. Este hombre fue uno de los pocos que obtuvo la licencia exclusiva para vender alimentos preparados en la celebración de los partidos de fútbol americano y béisbol en Nueva York, en 1906.

De esta forma, Stevens durante los partidos de la temporada se volvió popular ya que deambulaba por las gradas ofreciendo su mercancía al grito de “pida su hot dog”.

Ver también: Los secretos para preparar una milanesa digna de Masterchef

Desde ese verano, Tad Dorgan, dibujante de la cadena de periódicos Hearst observó al vendedor durante un partido de béisbol. Los gritos de Stevens para ofrecer sus “perros calientes” y el nombre de la salchicha hicieron que Dorgan diseñara el primer esbozo de dicho producto, un perro de raza dachshound dentro de un pan untado con mostaza.

Lo particular de este dibujo fue que en lugar de “dachshound” escribió “get your hot dog”. El dibujo fue distribuido por la prensa, de esta forma el nombre fue generalizado y logró convertirse en uno de los platos más conocidos de la cocina norteamericana.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.