access_time 09:52
|
2 de diciembre de 2019
|

Vacaciones

Ciudad por ciudad: cuánto cuesta alquilar en Chile

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1539260573184La%20Serena.jpg

La crisis provocó una drástica caída de las reservas y obligó a los propietarios e inmobiliarias a bajar el precio de los alquileres.

Una importante baja en la llegada de turistas extranjeros a Chile se registró desde el estallido de la crisis social a mediados de octubre. Lejos de mejorar, autoridades del gobierno y empresarios del sector estiman un verano muy complicado.

"Proyectamos, a partir de los próximos meses, un impacto mayor en la llegada de turistas extranjeros pues, de acuerdo con los datos levantados, la ocupación hotelera superaría apenas el 30%, en meses donde debiera estar por sobre el 70%", expresó la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett.

En este sentido la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) prevé un "horizonte que tampoco se ve muy auspicioso en 2020 de continuar esta crisis, ya que se prevé una fuerte baja de la llegada de turistas extranjeros al país al menos durante el primer semestre".

Ciudad por ciudad

Según cifras de la Asociación Nacional de Corredores de Propiedades (Anacopro), destinos como La Serena, Viña del Mar, Iquique y Puerto Varas, entre otros, presentan bajas de hasta un 40% en concepto de demanda de alquileres de verano, en comparación con el año pasado.

Patricio Muñoz, presidente ejecutivo de Anacopro, indicó al diario El Mercurio que diciembre es un mes prácticamente perdido, aunque mantiene la expectativa de que en enero y febrero se recupere el mercado. “En otros años ‘normales’, en noviembre ya estaba el 80% reservado para Año Nuevo y el resto del verano; ahora no sucede lo mismo”, señaló.

Los efectos de la crisis se extienden a todo el país, aunque en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Bío Bío es donde más se han hecho notar. Desde la Subsecretaría de Turismo señalan que será una temporada estival compleja, ya que se vislumbra una fuerte caída de llegadas de turistas extranjeros. 

A raíz de la baja de la demanda, las inmobiliarias y propietarios se vieron obligados a ajustar los precios de los alquileres, con descuentos de hasta un 35%.

  • Iquique

“El año pasado a esta fecha estábamos en un 80% de la capacidad alquilada. Hoy tenemos el 30%”, dijo un corredor inmobiliario de Iquique a El Mercurio.

En esa ciudad del norte chileno, los valores de los alquileres se han desplomado y están “mucho más baratos, incluso, que en 2013 y 2014”. En ese momento un departamento de tres dormitorios costaba 120 mil pesos chilenos por noche (aproximadamente 140 dólares), y hoy está a 70 mil (80 dólares).

Para el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de esa ciudad, Rafael Montes, la situación es crítica. “Se necesita con urgencia promover los destinos turísticos. Estamos trabajando en un catastro para establecer cuántas anulaciones de reservas hay para las próximas semanas, pero nos reunimos con las autoridades para pedirles, por ejemplo, que se mantenga el show pirotécnico de Año Nuevo en Iquique, el que atrae a visitantes de otras regiones y países vecinos. Estamos confiados en que se concrete y pueda dar un pequeño respiro a la industria”, explicó a La Tercera.

  • La Serena

En este destino, uno de los preferidos de los mendocinos, la demanda cayó un 50%. “A estas alturas, en años anteriores, teníamos casi todo copado. Ahora no tenemos nada, los turistas no quiere reservar por temor a que, por las manifestaciones, pierdan las reservas”, comentó la corredora de propiedades Marcela Neira al mismo medio.

Si bien hay consultas de argentinos, se concretan pocas operaciones. Así, otra empresaria aseguró que del 50% habitual de ocupación para estas fechas, descendió al 15%.

En cuanto a los valores, los propietarios tuvieron que ajustarse a la situación y un departamento para cuatro personas que en otros años costaba 110 mil pesos chilenos por noche (130 dólares), ahora está en 80 mil (90 dólares).

  • Viña del Mar, Reñaca y Concón

Los clásicos favoritos de los mendocinos en el verano, hay un 20% menos de reservas y bajas del 25% en los valores de los alquileres.

Así, un departamento para cuatro personas que el año pasado costaba 85 mil pesos chilenos, ahora se puede conseguir a 65 mil, de acuerdo a la cantidad de noches que se alquile (de 100 a 75 dólares, aproximadamente).

Los corredores inmobiliarios se lamentan también porque ni siquiera Año Nuevo, que fue históricamente la principal atracción en la zona durante el verano, traerá un alivio.

  • Valparaíso

Habitualmente en noviembre las reservas alcanzaban el 80% per ahora sólo llegan el 15%. “La proyección es dramática. Es la más baja, incluso comparada con la temporada post terremoto de febrero de 2010”, dijo Marco Brauchy, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Valparaíso, al diario La Tercera.

  • Maitencillo, Zapallar y Cachagua

La situación es un poco mejor. La caída de reservas es del 15% y los valores oscilan entre 165 mil y 150 mil pesos chilenos por noche, en caso de contratos quincenales. Es decir, entre 190 y 170 dólares.

Tras el freno en octubre, la demanda de alquileres en esas ciudades turísticas se recuperó en noviembre, todo gracias a los chilenos que harán turismo interno. Por ello, los precios no han bajado como en otras zonas.

  • Pucón

En las inmobiliarias advierten una baja del 50% en la demanda para alquilar casas y departamentos para veranear en familia. Sin embargo, son optimistas porque, según aseguran, se trata de una ciudad más tranquila donde las manifestaciones son pacíficas.

Por eso aseguran que este es el momento ideal para alquilar, con precios un 20% más bajos que el año pasado.

Sin embargo la presidenta de la Asociación de Servidores Turísticos AG, Jessica Fernández, informó que “hay muchas empresas complicadas, porque a diferencia de otros lugares, en Pucón son casi todas pymes que ya están pensando en despidos, y algunos ya han tenido que empezar a hacerlo. Estamos en una situación complicada”.

  • Puerto Varas

Aquí las reservas marchaban a buen ritmo hasta el 18 de enero, cuando se frenaron por completo. Desde ese momento, se cancelaron muchas de esas reservas. “El riesgo es demasiado alto”, aseguran en la ciudad.

Así, la demanda cayó un 70% y si bien los precios bajaron un 15%, en las inmobiliarias sostienen que “no se mueve nada”.

Fuente: El Mercurio / La Tercera

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.