access_time 16:43
|
16 de noviembre de 2012
|
|

Justicia

Cinco testigos declararon por 6 horas y fue clave para lograr la extradición de Romano

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/157/570/000157570-201109foto02a_1028487.jpg

Las víctimas de la dictadura, que sufrieron los efectos de los procesos judiciales donde estaba involucrado el ex camarista Otilio Romano, declararon ante la justicia chilena para lograr su extradición. 

El ex camarista huyó con destino a Chile en agosto de 2011, cuando se abrió el proceso judicial en su contra por 103 delitos de lesa humanidad. A su llegada a Santiago pidió asilo político, sin embargo la solicitud fue rechazada por el Ministerio del Interior del Gobierno de Sebastián Piñera.

Su proceso de extradición lo instruye el ministro de la Corte Suprema chilena, Sergio Muñoz, quien en su oportunidad abrió la causa por el origen de la fortuna del dictador trasandino, Augusto Pinochet. Este juez fue el encargado de tomarle declaraciones a los cinco acusadores, Silvia Ontivero, quien reside en Viña del Mar; Luz Faingold, Fernando Rule Castro, Alberto Córdoba y Alicia Morales.

A la salida de juzgado, todos relataron las injusticias que vivieron en los procesos judiciales donde participaba Romano al amparo de los militares. Ontivero, que agradeció la oportunidad de declarar ante el magistrado chileno, le pidió al ex camarista que se entregué ante sus ex colegas jueces. "Y habiendo sido juez no confía en la justicia parece. No quiso enfrentar a la justicia con hombría, con hidalguía. Él va a tener un juicio justo, él va a tener un juicio con respeto y con todos sus abogados, y no vendado y esposado como estuvimos nosotros, en mí caso casi siete años, sin proceso", recalcó.

Fernando Rule salió satisfecho de su declaración y recordó el injusto proceso judicial que vivió en los años setenta. "El juez me condenó a cinco años de prisión, cuando llevaba cuatro años y diez meses. A los dos meses, me citan desde mi celda, me comunican que estoy en libertad, firmo la notificación, me dan una paliza, tremenda paliza, me vuelven al pabellón y ahí burlonamente me comunican que estoy a disposición del Poder Ejecutivo, por lo cual paso dos años más preso", narró.

Romano, actualmente, se encuentra con medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno en un departamento en Reñaca, lo que impide su expulsión. Su abogado, Claudio Feller, no quiso opinar sobre este proceso.

Una vez que el ministro Muñoz falle sobre la situación de Romano en Chile, la defensa del ex camarista puede apelar a la sala penal de la Corte Suprema compuesta por cinco jueces. 

TEMAS:

El País

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.