access_time 11:47
|
21 de septiembre de 2006
|
|
POLÉMICA POR LA ORDENANZA DE CAPITAL

Cierran hornos de residuos patológicos

En tres meses, los quemadores de desechos hospitalarios no funcionarán más. Los desperdicios serán enterrados en celdas de seguridad en El Borbollón hasta que esté lista la planta de Capdevilla

    El Gobierno decidió hacerse eco de los reclamos de los vecinos del Cementerio de Capital. Estos se quejan continuamente por los problemas que les acarrea la contaminación ambiental producida por los hornos crematorios de cadáveres y por los incineradores de residuos patogénicos. La respuesta es provisoria, pero efectiva: en no más de tres meses, los quemadores de deshechos hospitalarios no funcionarán más.

    En su lugar, estos desperdicios serán enterrados en celdas de seguridad, ubicadas en El Borbollón, y tratadas especialmente para hacerlas impermeables. Así lo confirmó el subsecretario de Ambiente, Gustavo Morgani. Además, el funcionario anunció que están gestionando el inmediato inicio de las obras en el predio de Capdevilla, adonde se construirán los hornos definitivos, y subrayó que con esta decidespués de firmar el convenio con la Municipalidad de Las Heras, comenzarán a realizar los trámites administrativos y, en un mes, se construirán las celdas.

    El presupuesto para ponerlas a punto oscila entre los novecientos mil y el millón de pesos. Se tendrá en cuenta la realización un tratamiento de impermeabilización, que creará una capa de dos milímetros de espesor para que los residuos permanezcan encapsulados y sus fluidos no contaminen el terreno. El subsecretario explicó que esta es una inversión a futuro, ya que las celdas se instalarán junto a la planta de tratamiento de residuos que se encuentra en ese distrito.

    Una vez que los nuevos incineradores de Capdevilla se hayan puesto en funcionamiento, los receptáculos impermeabilizados se podrán seguir utilizando. Por último, el Ministerio de Salud tendrá a cargo la parte operativa del traslado de los patogénicos. Actualmente, esta cartera tiene la responsabilidad monetaria de dirigirlos hasta los incineradores del cementerio. Ahora, deberá sumar más presupuesto por mayor distancia. El traslado se cobra por kilogramo de material desechado.

PLAZOS.Morgani explicó, además, que el municipio de Capital también está realizando gestiones para hacer lo propio con el crematorio de cadáveres. Sin embargo, no será sino hasta fines del 2007, porque llevar adelante la infraestructura necesaria para que comiencen a trabajar no es una tarea sencilla. Además, la comuna ha dado turnos hasta fines de enero del 2007 para cremaciones. Una vez que estas hayan concluido, comenzará la licitación para los nuevos hornos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.