access_time 08:08
|
7 de agosto de 2006
|
FESTIVIDAD DE SAN CAYETANO

Cientos de fieles pedirán pan y trabajo

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/173/942/000173942-20111120060807_04_1194828.jpg

Esperan que hoy unos 180.000 fieles se reúnan para recordar y agradecer al santo. Los actos centrales se realizarán en el santuario de Orfila, en Junín, y en la vicaría de Godoy Cruz. Cobos asistirá a ambos recordatorios

          Se espera que hoy más de 180.000 mendocinos recuerden un nuevo aniversario de San Cayetano solicitando pan y trabajo. Desde la iglesia esperan que, mientras 180.000 creyentes llegarán al santuario del santo en Orfila, Junín, 3.000 más se acercarán a la vicaría del barrio Bancario, en Godoy Cruz. A todos los conmueven las mismas intensiones: orar por trabajo y agradecer los dones con los que se sienten bendecidos.



          En estas tradicionales celebraciones, que presidirá monseñor José María Arancibia, la plana mayor de la política no estará ausente. Por esto, el gobernador, Julio Cobos, asistirá tanto a la misa principal de la vicaría que se celebrará a las 12 como a la procesión de antorchas que se realizará a las 20 en Orfila.


MÁS ACTIVIDADES.


         Todos los 7 de agosto, una gran multitud se congrega en las distintas parroquias del país, pidiéndole al santo ayuda para conservar o conseguir buena salud, pan y trabajo. Las actividades que los católicos llevan adelante por esta fecha comenzaron el 29 de julio en la vicaría del santo –Anatole France 630, en Godoy Cruz– con el rezo de una novena. En tanto, el santuario abrirá sus puertas hoy a las 6.30, hora en la que empezará a recibir a los devotos.


         Durante la mañana se celeBancabrarán cuatro misas –a las 7, 8.30, 10.30 y 12– las que serán presididas por monseñor Arancibia. Luego, a las 15.30, tendrá lugar la procesión por las calles del barrio Bancario, mientras que por la tarde –a las 16.30, 18.30, 20 y 21.30– se desarrollarán otras cuatro misas más.Asimismo, a partir de las 6.30 y hasta las 21 se realizarán las confesiones. Según explicaron desde la vicaría, la intención de las misas será pedir por todos aquellos que no tienen casa, pan ni trabajo, así como también para que nunca les falte a los que ya lo tienen.


          El párroco Juan Galiotti solicitó a los fieles que en lugar de llevar las plaquitas y velas que siempre se acercan como ofrenda esta vez ofrezca ropa, alimentos no perecederos y otras donaciones, las que se destinarán a 250 familias carenciadas. “Es conmovedor ver llegar a los fieles con bolsas de alimentos y ropa para los más necesitados. San Cayetano espera que los devotos del pueblo cristiano cultiven los grandes amores, siempre presentes en su vida: el amor a Jesucristo, la devoción a María y el gran cariño a los sin pan, sin trabajo y sin techo.


         Esperamos la mano extendida de los católicos para los que, no por desidia sino por desocupación, tienen grandes necesidades”, expresó el sacerdote en una carta entregada a los fieles que asisten a su vicaría.


CON LOS POBRES Y ENFERMOS.


         Gaetano Thiene –el verdadero nombre del santo– nació en 1480 en Vicenza, Italia. Estudió cuatro años en la Universidad de Padua, donde obtuvo dos doctorados: Teología y Derecho Civil y Canónico, en 1504. En Roma llegó a ser secretario privado del Papa Julio II y notario de la Santa Sede. Su devoción llevó a que a los 33 años fuera ordenado sacerdote y su gran anhelo fue que la gente empezara a llevar una vida más acorde al evangelio. Si bien San Cayetano era de familia muy rica, renunció a todos sus bienes y los repartió entre los pobres. Se esmeraba en atender a los enfermos en los hospitales, especialmente a los más abandonados.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.