Descubrieron restos del Challenger en Florida.

Directivos de la NASA accedieron recientemente a imágenes de una inmersión submarina en la costa este de Florida y confirmaron que representa un artefacto del transbordador espacial Challenger, destruido en 1986 con 7 tripulantes a bordo.

El artefacto fue descubierto por un equipo de documentales de televisión que buscaba los restos de un avión de la Segunda Guerra Mundial, según consignó la agencia de noticias Europa Press.

Los buzos notaron un gran objeto hecho por humanos cubierto parcialmente por arena en el lecho marino. La proximidad a la Costa Espacial de Florida, junto con la construcción moderna del objeto y la presencia de mosaicos cuadrados de 8 pulgadas, llevaron al equipo del documental a contactar a la NASA.

La última misión Challenger, denominada STS-51L, fue comandada por Francis R. “Dick” Scobee y pilotada por Michael J. Smith. Los otros miembros de la tripulación a bordo eran los especialistas de misión Ronald E. McNair; Ellison S. Onizuka y Judith A. Resnik; el especialista en carga útil Gregory B. Jarvis; y la maestra S. Christa McAuliffe.

Un mal funcionamiento importante 73 segundos después del despegue, el 28 de enero de 1986, resultó en la pérdida del Challenger y los siete astronautas a bordo.

Una investigación de la agencia mostró más tarde que las temperaturas frías inesperadas afectaron la integridad de los sellos de las juntas tóricas en las juntas del segmento del propulsor del cohete sólido, cuyo lanzamiento estaba programado como la misión número 25 del transbordador de la agencia.

Mientras la nave espacial esperaba durante la noche en la plataforma de lanzamiento 39B en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, un frente frío trajo temperaturas bajo cero, lo que provocó la formación de hielo en el transbordador.

A pesar de las preocupaciones planteadas por algunos empleados del programa de transbordadores, los gerentes autorizaron el lanzamiento de la misión, y el despegue se produjo a las 11:38 am, hora local.

La pérdida del Challenger, y más tarde del Columbia con sus siete astronautas, que se separó al volver a entrar en febrero de 2003 sobre el oeste de los Estados Unidos, influyó mucho en la cultura de la NASA con respecto a la seguridad, según informó la NASA en un comunicado.

El documental de History Channel que muestra el descubrimiento del artefacto Challenger está programado para el martes 22 de noviembre.

Aunque el episodio aparecerá como parte de una serie sobre el Triángulo de las Bermudas, el artefacto fue encontrado en aguas de la Costa Espacial de Florida, al noroeste del Triángulo de las Bermudas.

La NASA actualmente está considerando qué acciones adicionales puede tomar con respecto al artefacto, que honrará adecuadamente el legado de los astronautas caídos de Challenger y sus familias.

Según la ley del país del norte, todos los artefactos del transbordador espacial son propiedad del gobierno de los Estados Unidos.

Fuente: Télam.