access_time 23:55
|
19 de abril de 2021
|
|
Datos curiosos

¿Por qué cortar cebollas nos hace llorar? Esto dice la ciencia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1618878864916cortar%20cebolla.jpg

Estas verduras de apariencia inofensiva, almacenan un mecanismo de defensa químico, que se activa cuando son atravesadas por la hoja de un cuchillo.

Seguramente muchos se han preguntado por qué lloran al cortar una cebolla. Esto no se trata de un sentimiento de pena por cortarla. A continuación, la verdadera razón.

Esta hortaliza está compuesta por diversas sustancias como la enzima alinasa, el aminoácido sulfóxido y el ácido sulfúrico. Cuando la cebolla es cortada las sustancias que la componen se mezclan y se liberan en forma de gas. El sulfuro presente en el gas al entrar en contacto con agua forma ácido sulfúrico.

Lagrimeo

El gas que emana la cebolla recorre el aire y luego entra en contacto con los ojos. Las glándulas responden a esto activándose para contrarrestar la acidez aportada por el ácido sulfúrico.

Estas lágrimas son conocidas bajo el nombre lágrimas reflejas, se producen para poder hidratar los ojos en respuesta a estímulos que puedan causarles daño.

Ver también: Si querés llorar, llorá: por qué las lágrimas son beneficiosas para el organismo

¿El contacto del ácido sulfúrico de la cebolla con los ojos es dañino?

La respuesta es no. Algunos mitos dicen que este compuesto puede dejar ciegos a quienes se expongan, pero es falso. Dicha sustancia no es dañina para el ser humano, el lagrimeo resulta ser beneficioso ya que hace que los ojos se limpien y eliminen las impurezas que se puedan encontrar en su superficie.

Ver también: Para la ciencia, este es el mejor desayuno para adelgazar

Existen algunos trucos sencillos que disminuyen o inhiben la emisión del gas, lo que significa menos lágrimas:

  • Usar un cuchillo con buen filo evitará las molestias al cortar la cebolla. Que el cuchillo esté afilado permite que no se resbale cuando se realiza el corte por lo que se disminuye la liberación de las sustancias volátiles que producen el malestar.
  • Remojar las cebollas en agua caliente pueden ser un buen consejo siempre y cuando no importe que la cebolla cambie de textura.
  • Frotar el filo del cuchillo con un algodón humedecido en vinagre de manzana puede ser efectivo, aunque este truco puede alterar un poco el sabor de la hortaliza.
  • Uno de los trucos más utilizados para evitar lagrimear es colocar las cebollas en el refrigerador minutos antes de usarlas.
  • Utilizar procesadora en lugar del cuchillo para cortar las cebollas finamente es otra opción.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.