access_time 16:25
|
10 de enero de 2022
|
|
Mirá la luna

¿Cómo influye cada fase de la Luna en nuestro estado emocional y cómo aprovechar esa energía?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/162204597582341ba7e98ee7fb4db15272f3f84a943c36b094c78%20(1).jpg
Eclipse lunar.

Rituales, fases, consejos y astrología.

La luna transita cuatro fases principales en un período de 29 días: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Así, cíclica e infinitamente. Está asociada con el mundo de las emociones, y en astrología, se la relaciona con la madre y nuestros primeros vínculos afectivos; aparte se conecta con nuestro lado más vulnerable. 

La luna llena es una fase potente, trae grandes revelaciones y se da cuando el sol la ilumina por completo. “Son consideradas finales, conclusiones, y culminaciones de situaciones que ocurrieron durante la luna nueva”, explica Florencia Vázquez, astróloga y experta en lunas, al sitio Malevamag. 

“La Luna Llena te hace sentir más energía y esto hace que te cueste un poco más dormir, y por ende, se vincula mucho al insomnio con esta fase. Un buen ritual para practicar, es el de prender un fuego en la parrilla, o en una ollita, escribir todo aquello que ya no elijo para mí y quemarlo, para que el fuego transmute y la energía de la luna se lo lleve”, detalla María Aiello, terapeuta holística y psicotaróloga a dicho sitio. 

El cuarto menguante, es una fase de reposo y reflexión. Invita a reducir, achicar, y soltar. “La luna comienza el proceso de dejar de estar iluminada hasta regresar a la fase de luna nueva y volverse invisible. Como la luna da la sensación de estar vaciándose, es que durante todo este ciclo podés trabajar con lo que necesitás soltar”, explica Dalia Walker en su libro “Bruja Moderna”.

Su contraparte, la luna nueva, es una fase que no permite ver su lado iluminado. Representa comienzos e inicios de todo tipo, así como lo que necesita potencia para crecer: “La luna nueva trae, podemos decretar intenciones claras y precisas, y lo que intencionemos, será”, explica Aiello e indica: "Recordemos que la luna llena se llevó, y esta luna, trae".

El cuarto creciente, por último, ocurre los días subsiguientes a la luna nueva, y es un momento para gestar, intencionar y potenciar un proceso: “La fuerza de la luna creciente da potencia de avance a todo lo que se haga bajo su bendición. Todo lo que se haga en esta fase lunar, estará teñido de un crecimiento potente”, explica “Bruja Moderna”.

La energía lunar, según el signo regente

Conocer en qué signo está la luna, por ejemplo, que haya “Luna llena en Sagitario”, ayuda a entender el clima o la energía predominante; hay una poderosa relación entre el calendario lunar y el comportamiento humano, aseguran los astrólogos.

Walker, en “Bruja Moderna”, hace una pequeña guía:

  • En Aries: esta energía te invita a actuar, accionar, iniciar y liderar. Es un momento para darle movimiento a aquello que se estancó.
  • En Tauro: es ideal para el goce y el disfrute. Es una energía que invita a gozar del arte, los sabores, y la naturaleza.
  • En Géminis: es divertida, alegre y volátil.
  • En Cáncer: esta energía presta a ponerse emocional y sensible. Despierta la necesidad de quedarse en casa, y estar en familia o entre amigos.
  • En Leo: lo mejor que tiene esta energía, es la potencia y la confianza que transmite. La energía leonina es muy cálida, muy del ego, y de “comerse el mundo”.
  • En Virgo: es ideal para la organización. Virgo es el signo del orden, la limpieza, la salud y del lugar que ocupamos dentro de un sistema.
  • En Libra: es la belleza, la apertura, el placer del encuentro con otro. Esta luna nos maravilla con su poder social.
  • En Escorpio: es intensa, y nos invita a entrar en contacto con las profundidades del inconsciente. Es un signo que favorece la transmutación, el cambio y a soltar lo viejo y transformarlo.
  • En Sagitario: nos llama a aprender, abrirnos, disfrutar del conocimiento y de los viajes. 
  • En Capricornio: amiga de lo correcto, favorece el trabajo, la madurez y los vínculos de autoridad. Nos propone amigarnos con el esfuerzo.
  • En Acuario: casi eléctrica, esta energía nos encuentra saltando entre pensamientos, dándonos ideas brillantes. Es vanguardista.
  • En Piscis: nos hace sentir diluidos, sin borde, híper emocionales.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.