A pesar de los avances en la ciencia, hasta ahora, los científicos e investigadores están lejos de comprender en realidad cómo funciona el cerebro y todas sus capacidades; de ahí que alrededor de esta masa que pesa un kilo y medio, existan creencias y mitos.

Sólo el 10 por ciento
Uno de esos mitos es el que reza que los humanos utilizamos únicamente e 10 por ciento del cerebro, lo cual es considerado como algo incierto desde hace aproximadamente cuatro décadas.

Los especialistas aseguran que esto es un mito ya que “las imágenes funcionales nos han demostrado que hay muy pocas regiones del cerebro que no se activan con algún estímulo”, como indicó Sophie Scott del Instituto de Ciencia Cognitiva de la Universidad de Londres. Y para ejemplificar la teoría, indicó que una actividad tan simple como apretar el puño necesita de por lo menos el 10 por ciento de la actividad cerebral.

Hemisferios cerebrales
En algunos libros de autoayuda, indican los especialistas, se le dice a la gente que los dos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo, están enfrentados y viven en constante pugna, por lo que la parte dominante en cada persona determina no sólo parte de su personalidad sino e su éxito. Sin embargo, los científicos revelan que los humanos exitosos y los no exitosos pueden diferenciarse por la manera de razonar, pero esto no tiene nada que ver con los dos hemisferios del cerebro.

La luna y la conducta
De acuerdo con leyendas y mitos, la luna llea influye en la conducta de las personas, de ahí que a los locos se les llame lunáticos. No obstante, los científicos consideran esto una patraña, ya que de ninguna manera se ha comprobado que la luna llena tenga injerencia sobre los acontecimientos.

Mozart y la inteligencia
Cuando comenzaba la década de los noventas, se sugirió, inclusive en la revista Nature, que el que los niños pequeños escucharan a Mozart los volvía más inteligentes. En este caso, los científicos no refutan del todo la teoría. No obstante el revuelo que armó esta teoría, sobre todo comercialmente hablando, estudios derivaron que escuchar cualquier pieza de música estimulante antes de llevar a cabo una actividad que requiriera del uso de la mente, ayuda a las personas a estar más alertas y los ayuda a tener un mejor rendimiento.