access_time 17:45
|
29 de julio de 2006
|
|

SITUACIÓN ENERGÉTICA

Chile formalizó su queja por el gas

El Gobierno chileno solicitó, mediante una carta, las aclaraciones pertinentes sobre la medida del Ejecutivo nacional de fijar nuevo precio del gas que se exporta a ese país.

     El Gobierno chileno pidió ayer, formalmente, al Gobierno argentino aclaraciones sobre la resolución del Ministerio de Economía y Producción que fija el nuevo precio del gas que se exporta al país vecino.


     CARTA. El pedido fue transmitido a través de una carta de la presidenta Michelle Bachelet a su par Néstor Kirchner, entregada ayer por el embajador chileno, Luis Maira, al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, durante una reunión de alrededor de 40 minutos, en la que el diplomático explicó el contenido de la misiva. "Los dos presidentes acordaron, en Córdoba, el viernes 21, que las retenciones del gas pasarían de 20 a 35 por ciento, con lo que el precio en frontera sería de 3,80 dólares estadounidenses el millón de metros cúbicos, o en todo caso, según afirmó el ministro (de Planificación Federal, Ingresos Públicos y Servicios Julio) De Vido, de menos de 40 dólares", explicó Maira en una conferencia de prensa, luego del encuentro con Fernández.


     Sin embargo, "al publicarse la resolución el martes 25, figura que las retenciones serán de 40 por ciento, lo que lleva el precio en frontera a entre 4,60 y 4,80 dólares, según el cálculo de nuestros técnicos", agregó.


     CÁLCULOS. No obstante, el Gobierno argentino maneja otros cálculos en la incidencia sobre el precio del gas. La diferencia está en el porcentaje de los derechos de exportación que Chile alude haberse acordado entre los presidentes y la que se fijó con la resolución 534, dictada como consecuencia del incremento del valor de venta del combustible boliviano a Argentina. Según Maira, el jefe de Gabinete le aseguró ayer que los cálculos indican que el precio del gas para Chile será de 4,10 dólares.


     El embajador descartó que la reacción del Gobierno chileno se origine en las críticas de la oposición ante la posibilidad de una aumento del precio del gas para el consumo residencial en Chile, que las distribuidoras comercializan con un amplio margen de ganancia, a entre 15 y 16 dólares, según admitió el diplomático. Al ser consultado sobre ese margen para determinar los precios internos,Maira sostuvo que "es una decisión de política interna", y resaltó que "hubo un acuerdo cuya diferencia final resulta en 85 centavos, lo que eso impacta en el funcionamiento de la economía chilena", aunque aseguró que "no habrá traspaso a los valores residenciales y comerciales".


     SOMOS CONSCIENTES. El embajador destacó, por otra parte, que Chile "entiende el funcionamiento del mercado interno, que debe abastecerse primero para exportar los excedentes", así como son "conscientes de la suba de los precios internacionales del petróleo, y por ende del gas, y de la decisión de Bolivia de aumentar los valores a los que le vende a la Argentina". "Sabíamos que Chile no podía escapar a eso y por eso estamos negociando", dijo. 

Mas Noticias:

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.