access_time 02:46
|
28 de febrero de 2007
|
|
AFGANISTÁN

Cheney sale ileso de un atentado

El vicepresidente de Estados Unidos estaba en la base militar Bagram, donde un suicida hizo estallar su carga explosiva. El ataque habría causado la muerte a unas quince personas.

    El vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, analizó ayer en Kabul, junto al presidente afgano, Hamid Karzai, la situación de la guerra contra el terrorismo, apenas unas horas después de salir ileso de un ataque suicida en la base norteamericana de Bagram, informó un comunicado oficial.

    Cheney se reunió con Karzai pocas horas después de que un suicida hiciera estallar una carga explosiva en las puertas de la base de Bagram, a unos 60 kilómetros de Kabul, y donde el vicepresidente de EEUU aterrizó el lunes a la noche procedente de Pakistán. El atentado causó tres muertos, además del suicida, según un comunicado del Ejército de EEUU, aunque un portavoz del Ministerio del Interior afgano, que pidió mantener el anonimato, dijo a Efe que los fallecidos fueron quince.

    Mientras esta fuente gubernamental afgana no pudo precisar cuántos soldados y civiles había entre los fallecidos, un supuesto portavoz talibán, Qari Mohammad Yousef, reivindicó el atentado y aseguró a Efe que había más de 20 muertos y 30 heridos en el ataque, la mayoría de ellos, soldados estadounidenses.

    Por su parte, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) aseguró en un comunicado que el ataque suicida fue lanzado desde un vehículo en la puerta de entrada de la base. “Nuevamente, los extremistas han recurrido a inmorales actos de violencia contra afganos inocentes y las fuerzas internacionales que están aquí para protegerlos”, dijo el portavoz de la ISAF, el coronel Tom Collins.

    ENCUENTRO CON KARZAI. Poco después del ataque, Cheney viajó a la capital afgana para reunirse con Karzai, con quien abordó temas como la batalla contra el terrorismo, la lucha contra el tráfico de drogas y la estabilidad en la región, según el comunicado oficial. El vicepresidente de EEUU reiteró a Karzai el compromiso de Washington con Afganistán y aseguró que su Gobierno continuará brindando ayuda al país asiático para mejorar la situación de seguridad y combatir el terrorismo, añade el documento.

    Los talibanes han incrementado sus actividades ahora que el invierno está acabando en Afganistán, donde, en lo que va de año, el conflicto ha causado unas 400 muertes, la mayoría, insurgentes, según la Fuerza para la Asistencia a la Seguridad. Un portavoz oficial indicó que, tras su encuentro con Karzai, Cheney abandonó Afganistán, adonde había llegado procedente de Pakistán.

    Desde el 22 de diciembre del 2001, cuando Hamid Karzai tomó posesión como presidente del Consejo interino del país, se han registrado varios atentados graves en Afganistán. Uno de los más graves se produjo el 5 de agosto del 2002, cuando murieron 22 personas y 12 resultaron heridas al explotar dos coches-bomba en el centro de Kabul. El 1 de julio del 2005, otro ataque suicida dejó 19 muertos y 52 heridos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.