access_time 10:31
|
4 de diciembre de 2006
|
|
ELECCIONES EN VENEZUELA

Chávez y Rosales aguardaban los primeros resultados

Hubo retrasos en el cierre de las mesas debido a la gran afluencia de votantes que acudieron a las urnas. El comando de Rosales, candidato opositor a Chávez, denunció irregularidades y se adjudicó la victoria

          Anoche, al cierre de la edición, todavía no se producían definiciones en cuanto al resultado electoral, ya que los comicios se extendieron más allá del horario previsto debido a la gran afluencia de votantes que acudieron a las urnas. TENSIÓN. Las primeras horas tras el cierre de los comicios para elegir el próximo presidente de Venezuela desnudaron una tensión creciente, a partir de las denuncias del comando del candidato opositor, Manuel Rosales, instalando la sospecha de irregularidades y adjudicándose una victoria que los partidarios de Hugo Chávez contaban como propia.


          Apenas, transcurrida la primera hora y media de las tres que había que aguardar para los primeros resultados oficiales, en el comando opositor se adjudicaron la victoria “por una diferencia cerrada”, acompañada por denuncias de que el Gobierno “está amedrentando” a la gente en las calles, según dijo Enrique Márquez, uno de los coordinadores de campaña de Rosales. Sin embargo, en los búnkers chavistas se mantenía una calma relativa, confiados en la ventaja que le otorgaban al actual presidente las encuestas en boca de urna que, aunque no pueden difundirse dentro del territorio venezolano, aparecieron publicadas en al menos un sitio de internet (sondeos3d.org).


 BOCA DE URNA.


        Si bien había que aguardar las primeras informaciones oficiales sobre el escrutinio, un sondeo en boca de urna publicado por un sitio de internet adjudicaba a Chávez 64 por ciento de los votos, contra 33 por ciento para Rosales. El mismo sitio publicó un sondeo que adjudicó a la cadena Venevisión y en el que el presidente aventajaba a su adversario por 63 a 37 por ciento, lo que no dejaba de ser curioso, porque sólo circunscribía la elección a estos dos candidatos, cuando había al menos otros doce.


       De todos modos, las caras serias de los pocos funcionarios del Gobierno que se dejaron ver llamaron la atención a la luz de los resultados en boca de urna. “Nosotros sabemos que estamos ganando las elecciones, aunque admitimos que es una diferencia cerrada”, aseguró Márquez, quien, poco antes de las 18, cuando se dirigió a los centenares de periodistas e invitados que aguardaban la llegada de Rosales al centro de prensa montado en la quinta La Esmeralda, en Caracas. En tanto, Eliseo Fermín, otro miembro del comando de campaña opositor, se presentó en la sede del Consejo Nacional Electoral y denunció que no se cumplía con la orden de cerrar las mesas y que en algunos centros de votación seguían llegando ómnibus con ciudadanos, “supuestamente para votar”.



       Fermín también denunció que se estarían reteniendo urnas para impedir la auditoria. “Queremos que se respete la ley y no se abuse de la gente”, aseguró. La guerra de nervios afectó al chavista Comando Miranda, que funcionó en el hotel Hilton de Caracas. Allí, durante la mañana de ayer, había un marcado clima de algarabía, pero al cierre de los comicios habían rostros tensos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.