access_time 15:57
|
9 de octubre de 2018
|
Moda

Chanel recreó una playa en pleno corazón parisino

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1539110472271tapa.jpg

La alta casa de moda dirigida por Karl Lagerfeld reprodujo una locación 100% veraniega para su último desfile Primavera-Verano 2019.

El Grand Palais es el espacio más camaleónico de la moda gracias a Chanel. Cada temporada, su salón principal muta en cualquiera que sea la locura que a Karl Lagerfeld, director creativo de la casa francesa desde 1983, se le haya puesto entre ceja y ceja. Así, en los últimos años se ha levantado un barrio parisino, un cohete espacial, la mismísima Torre Eiffel; nada es imposible cuando es el respetado alemán quien está tras la idea.

En esta ocasión, para su próximo verano 2019 la maison ha recreado en el interior del icónico edificio parisino una playa de arena blanca, aguas cristalinas y... olas.

¿Qué se vio en esta 'poco común' pasarela?

Veamos las 5 claves a tener en cuenta del último y playero desfile de Chanel en París:

La puesta en escena: una playa paradisíaca, de arena fina y un agua casi turquesa que avanzaba y se retiraba imitando fielmente el movimiento de las olas. Al fondo, un cielo despejado y con base montañosa dibujado a la perfección sobre un lienzo mastodóntico. Además, puestos salvavidas con socorrista (vestido de Chanel, claro) incluido, y una cabaña de madera con pasarela por la que Lagerfeld ha salido a saludar.

Prohibidos los tacones: en la convocatoria de los invitados se especificó que llevaran calzado cómodo para sobrevivir al decorado. Al llegar ahí y encontrarse con la arena, todo ha cuadrado. ¡Mejor sentirla con los pies!

La regla del doble bolso: las bandoleras acolchadas con asa trenzada se cruzan en el cuerpo uniéndose en la parte frontal, cayendo uno a cada lado. Jugando con los tamaños, el estilismo llega a incluir, en algunas salidas, tres bolsos juntos.

Pero si un accesorio ha llamado la atención por encima de los demás, ese ha sido el bolso-pelota-de-playa. Rígido y con cadena larga, en franjas blancas y negras que recuerdan al eterno juguete hinchable veraniego.

La fiebre del logo: y no solo las 'dos cés', sino todas y cada una de las letras de la palabra 'Chanel'. En cinturones, en collares y hasta en los pendientes, dividiéndola en dos sílabas y dando con la que podría ser la próxima joya viral.

El vestido de playa nunca tuvo tanto glamour: era de esperar, teniendo en cuenta que quien lo imagina en esta ocasión es Lagerfeld. El uniforme playero de la casa incluye, por supuesto, tweet, denim, combinaciones de dos piezas y mini vestidos con varios niveles de tul que se combinan con accesorios veraniegos como el sombrero de paja o las chanclas pala con el logo de la maison.

¡Mirá parte de este espectacular desfile!

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.