access_time 14:19
|
14 de marzo de 2019
|

Champions: poker inglés contra el poder de Messi y CR7

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1552583977625636881156213051165.jpg

Manchester United, Manchester City, Tottenham Hotspur y Liverpool avanzaron a cuartos de final, exhibiendo la nueva hegemonía en el fútbol europeo. Pero Barcelona y Juventus, de la mano de sus cracks, también sueñan con el título.

La clasificación de Manchester United, Manchester City, Tottenham Hotspur y Liverpool a los cuartos de final de la Champions League marca la vuelta del fútbol inglés a la máxima competición europea tras el ostracismo de los últimos años.

Claro que para conseguir la gloria tendrán que superar a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, quienes llevaron de la mano a Barcelona y Juventus, respectivamente, a los cuartos de final.

Los ingleses no metían a cuatro equipos en cuartos desde la temporada 2008/2009, cuando Chelsea, Liverpool, United y Arsenal lograron colarse entre los ocho mejores de Europa. Pese a que tres de ellos darían el paso hasta semifinales, no hubo campeón inglés y el Barcelona, liderado por Leo Messi, venció a los 'Diablos Rojos' en la final de Roma.

Tras aquel año, el fútbol inglés ha perdido paulatinamente su protagonismo, reduciendo el número de equipos en cuartos y con la excepción del Chelsea de Avram Grant que se proclamó campeón en 2012.

Para explicar esta revitalización, hay que mirar al dominador de la competición los últimos cinco años. España, con cuatro títulos del Real Madrid y uno del Barcelona, ha mimado la 'Champions' desde que Bayern de Munich venciera a Borussia Dortmund en 2013.

En esas cinco ediciones, otro equipo español como el Atlético de Madrid alcanzó dos finales. Solo Juventus, en dos ocasiones, y Liverpool rozaron meterse en la gloria española.

El bajón de los españoles, que han visto como el Valencia caía en fase de grupos y Real Madrid y Atlético hacían las maletas en octavos, pese a contar con una buena ventaja en los partidos de ida, ha precipitado que nuevos actores entren en la escena europea.

A la decadencia española se une el aumento de nivel en Inglaterra y en unos equipos que se han reforzado mejor que nunca.

Ni siquiera la existencia de una segunda copa doméstica, como la Copa de la Liga, que siempre se ha puesto como ejemplo del mayor desgaste que sufren los ingleses ha tenido impacto. Aún. Tampoco las cargadas navidades en Reino Unido han frenado a los ingleses de regresar al panorama europeo y presentar su candidatura al título.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.