access_time 07:14
|
11 de febrero de 2019
|
El Algarrobal

Cayó por violencia de género y creen que integra una banda de robo de autos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1549845285004Portada%20Zuqueti.jpg
Oscar Ignacio Zuquetti quedó a disposición de la Justicia.

Se trata de un joven de 22 años, quien fue detenido el sábado por la tarde en Las Heras por efectivos de la UEP. Lo buscaban desde setiembre del año pasado. Investigan si cometió otros delitos.

Los investigadores policiales de Las Heras le venían siguiendo los pasos desde mediados de setiembre, cuando su pareja, cansada de los maltratos, lo denunció por violencia de género. Cinco meses después, el sábado por la tarde, los efectivos terminaron los rastrillajes y lo detuvieron en la casa de la mujer, en El Algarrobal.

Se trata de un joven de 22 años, identificado como Oscar Ignacio Zuquetti, quien, además, está sospechado de integrar una organización dedicaba al robo de vehículos, informaron fuentes policiales.

La captura fue realizada por los policías de Observaciones de la Unidad Especial de Patrullaje de Las Heras (UEP), a cargo del comisario Rodolfo Algaba, que cuenta con un grupo de policías varones y mujeres especializados en trabajar los casos de violencia de género.

Lo cierto es que Zuquetti quedó a disposición de la Justicia el sábado e iba a ser imputado en las próximas horas. Fuentes policiales detallaron que la captura del joven de 22 años no fue una tarea fácil. Luego de la denuncia, se desarrollaron allanamientos en casas que frecuentaba, pero los resultados no fueron positivos.

El sujeto se mantenía en la clandestinidad y, explicaron los efectivos consultados, vivía de los hechos delictivos que cometía. Luego de la presentación por violencia de género, la Justicia emitió una orden y Zuquetti tenía prohibido aproximarse al domicilio que supo compartir con la mujer.

Al mismo tiempo, solicitaron su captura ya que, analizaron, estaban frente a un caso de gravedad. Los efectivos de la UEP departamental continuaron trabajando en el caso y en las últimas horas supieron que el joven estaba en la casa de la mujer.

Al parecer, la pareja había retomado la relación por causas que son motivo de análisis. “Muchas veces lo hacen por miedo o porque dependen económicamente”, señalaron las fuentes. Cuando los policías tomaron conocimiento de esto, procedieron a ingresar al domicilio.

La mujer en ese momento no se encontraba en la propiedad. Consumada la detención, los investigadores entendieron que estaban frente a un integrante de una gavilla que se dedica a robar autos.

Por eso iban a analizar una serie de expedientes para determinar en cuáles puede tener algún grado de participación.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.