access_time 19:22
|
7 de noviembre de 2018
|
Investigación

Cayó el "Davisito", acusado de querer matar a sus parientes

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1541628663969portada%20Davisito.jpg
El "Davisito" es considero “peligroso para la sociedad”, por los detectives. (Se pixela el rostro por ser menor)

El adolescente de 17 años quedó en la mira policial tras balear a dos familiares en sólo tres días. Una de las víctimas recibió un disparo en la cabeza y continúa internado. Al parecer, todo se originó por un problema de dinero que tuvieron con su madre, que tiene domiciliaria.

Efectivos policiales detuvieron la mañana de este miércoles al Davisito, un menor de 17 años, acusado de dos intentos de homicidio ocurridos en Las Heras. El malviviente comenzó a ser buscado tras ser señalado por balear a una mujer y a un hombre en tan sólo tres días de diferencia y era considerado de “máxima peligrosidad” por los investigadores. Tras la captura, quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores.

De acuerdo con la información a la que accedió El Sol, el primero de los hechos se inició por un problema familiar que tuvo la madre del Davisito, identificada como Stella Linda Sandez (34).

Al parecer, una pariente de la mujer, llamada Gabriela Elizabeth Sandez Aguirre (38), le fue a reclamar un dinero que le debía a su casa de calle Guido Spano al 2800, en el barrio Plumerillo Norte. Pero ese acción provocó la ira de la progenitora del menor, quien se encuentra con prisión domiciliaria tal como detallaron fuentes consultadas, ya que está siendo investigada por tenencia de armas y de estupefacientes.

En ese momento, se produjo una fuerte discusión entre ambas mujeres, en la que Stella Sández amenazó a su familiar diciendo que la iba a “mandar a matar”, sostiene la reconstrucción que hicieron los pesquisas.

Instantes después, salió desde el interior de la propiedad el Davisito, portando un arma de fuego, y comenzó a disparar contra Sández Aguirre, agrega.

La fémina fue alcanzada por cinco proyectiles, que le impactaron en la zona de la ingle, por lo que debió ser trasladada al Hospital Central. Tras permanecer dos días internada en ese servidor público de Ciudad, recibió el alta y volvió a su casa.

Horas después de que Sández Aguirre regresó a su casa, el Davisito, aparentemente, se enteró de esa situación y decidió ir terminar lo que había comenzado, señala la investigación.

De ese modo, alrededor de las 22.40 del domingo, un Volkswagen Gol rojo, que según los testigos era conducido por el menor, en compañía de otros cuatro sujetos, llegó hasta la casa de Sández Aguirre, en la manzana C de la citada barriada lasherina. Acto seguido, los sujetos lanzaron una lluvia de balas sobre la propiedad.

Según las fuentes, los agresores dispararon 20 proyectiles y uno de los cuales dio en la cabeza a la pareja de Sández Aguirre, individualizado como Guillermo Jesús Palma Petrizani (39).

El plomo impactó entre el cuero cabelludo y cráneo del hombre, que fue llevado por una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias (SEC) a la Clínica Santa Isabel de Hungría, en Guaymallén, donde permanece estable, revelaron fuentes de la investigación.

Tras ese segundo ataque, la mujer de Palma Petrizani decidió realizar la denuncia correspondiente contra el Davisito, a quien marcó como autor de los disparos en los dos hechos. A partir de allí, detectives de la Unidad Especial de Patrullaje Las Heras (UEP), inició una investigación contra el menor y se determinó que era una persona de “suma peligrosidad para la sociedad”.

Debido a eso, desde la Oficina Fiscal Nº 6 de la Comisaría 36ª, se solicitó el pedido de captura a la fiscal Penal de Menores Leticia Martí.

Finalmente, con el aval de la Justicia, personal investigativo y uniformado de la UEP consiguieron aprehender al Davisito, mientras caminaba por las inmediaciones del barrio Santa Teresita.

Mala fama

Los Sández son conocidos en el distrito lasherino de El Plumerillo. Varios integrantes de la familia están vinculados con diferentes actividades delictivas, principalmente por venta de estupefacientes, indicaron a este diario investigadores con experiencia en el departamento.

En el último tiempo, la familia se había visto envuelta en un caso de homicidio, que desembocó en la detención de la madre del Davisito y uno de sus hermanos, llamado Cristian.

Todo ocurrió luego de que Enzo Gabriel Bogado (22) fue asesinado de un disparo el 1 de junio en el Santa Teresita. Al parecer, el joven tuvo un altercado con sujetos a los que fue a comprarle estupefacientes y terminó baleado.

Por ese crimen fue señalado como autor un primo del Davisito, llamado Enzo Maximiliano Méndez Sández (21), alias el Indio, quien fue detenido horas después de perpetrado el homicidio.

En esa ocasión, sujetos vinculados a Méndez Sández salieron de la propiedad a la que Bogado había ido a “pegar” droga y se llevaron varios elementos en una mochila a la casa de una familiar, que resultó ser la madre del Davisito.

Los detectives de Homicidios que estaban trabajando el caso se pusieron al tanto de esa situación y allanaron la vivienda de la progenitora del menor. Allí encontraron una mochila que contenía una escopeta con numero limado calibre 12.70; un arma de fabricación casera; 7 cartuchos PG calibre 12.70; 22 cartuchos calibre 11.25 y nueve celulares.

Además, dieron con 638 gramos de marihuana, por lo que detuvieron a Stella y Cristian Sández, que se encontraban en el interior de la vivienda.

Tras ese procedimiento, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien está a cargo del expediente de Bogado, sacó una compulsa para que se investigara a la mujer y a su hijo por los elementos secuestrados en la propiedad. A través de eso, ambos fueron imputados por la tenencia de armas de fuego y de estupefacientes, por la Justicia provincial y federal, respectivamente.

Por su parte, el Indio Méndez recibió el recupero de la libertad, antes de que se realizara la audiencia de prisión preventiva en su contra, ya que no existían demasiados elementos probatorios que lo complicaran. Más allá de eso, continúa imputado en la causa.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.