access_time 15:54
|
8 de octubre de 2019
|
Fiscalía de Homicidios

Cayeron dos jóvenes sospechados de matar a un niño en Las Heras

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/157056050550715441069514431-1%20IMG_1324.jpg
El fiscal Carlos Torres, durante unas medidas que se hicieron el día del hecho de sangre.

Policías detuvieron a los dos presuntos autores del crimen de Ángel Alexis Suárez (13), ocurrido el año pasado en el barrio Pucará. Ambos quedaron a disposición de la Justicia.

Dos jóvenes fueron detenidos por el crimen de Ángel Alexis Suárez, el niño de 13 años que fue asesinado de un disparo a fines del año pasado en Las Heras. Uno de los sospechosos fue identificado como Natanael Gabriel Eskers, mientras que el otro es menor de edad, por lo que se reserva su identidad. Ambos quedaron a disposición del fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien definirá su situación procesal en las próximas horas. 

Las capturas fueron efectivizadas por personal de la División Homicidios, quienes efectuaron dos allanamientos en simultáneo en la manazana B del barrio Pucará y en la F del Sismo V.

Ver también: Extrema vulnerabilidad: así pasaba su vida Ángel, el menor asesinado

Durante los procedimientos, un subayudante de la Policía resultó lesionado al intentar saltar un portón, cuando uno de los sospechosos quiso escapar de los efectivos. Por esa razón, sufrió una herida en el pie y fue asistido en la Clínica Francesa.

Suárez era un niño que se encontraba en situación de calle cuando fue ultimado de un disparo el 6 de diciembre de 2018 en el barrio Pucará de Las Heras.

El cadáver del menor fue hallado en un descampado de la barriada, cerca del cruce de calles Tres de Febrero y Alsina, con una herida de bala en la clavícula. Al parecer, había sido atacado con un arma calibre 22, cuyo proyectil le terminó perforando un pulmón.

Ver también: El femicidio que golpeó a la familia del menor asesinado

Vecinas fueron quienes lo encontraron y trasladaron en un taxi al Hospital Carrillo, donde pereció pese a los esfuerzos médicos. 

Al momento del homicidio, la madre del niño se encontraba presa por una causa de abandono de persona, por la que terminó condenada a tres años de prisión a mediados de este año.

Si bien Angelito, como lo conocían en la zona, estaba al cuidado de sus abuelos paternos, este prefería vivir en la calle haciendo changas o pidiendo limosnas, contaron vecinos en su momento.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.