Coronavirus en Mendoza: 604 casos nuevos y 11 fallecidos
access_time 21:37
|
5 de enero de 2007
|
|
QUEDA SÓLO UN DETENIDO

Caso Rubino: liberaron a dos imputados

Se trata de Mario Díaz y Jorge Ramos Olarte, quienes pagaron una fianza de 10.000 pesos. Desacuerdo entre el fiscal y los jueces de Garantías.

    El cruento crimen de Susana Cruz de Rubino ocurrido en plena Quinta Sección a fines de octubre del 2005 dejó, entre otras cosas, varias heridas políticas: el desmayo del gobernador Julio Cobos cuando cedió a la presión vecinal, la salida del ministro de Seguridad Osvaldo Tello y la desactivación de la Policía Comunitaria de Capital.

   Además, sigue generando desconcertantes resoluciones y diferentes criterios entre magistrados de la Justicia local. Ayer, dos de los tres imputados –Jorge Ramos Olarte y Mario Díaz– recuperaron la libertad tras pagar una fianza de 10.000 pesos. Con este nuevo escenario, el conmocionante homicidio entró en un claro desconcierto y se aleja de una pronta definición en un juicio oral y público.
 
   Así las cosas, el único acusado que permanece tras las rejas es Carlos Molina Vallejo, quien también con este reciente antecedente solicitó formalmente, a través de su abogada, la recuperación de la libertad. Esta última situación está en consideración del fiscal especial que instruye la causa, Daniel Carniello. De todas formas, en una primera oportunidad, el fiscal negó el planteo. Molina Vallejo se encuentra detenido en la Cárcel de Encausados de San Rafael por pedido expreso de su defensora, ya que el imputado argumentó, después de caer apresado –en noviembre del 2005 en Comodoro Rivadavia–, que en el Penal de Boulogne Sur Mer corría peligro su vida.

    HISTORIA SIN FIN. La novela de las contradicciones entre el principal investigador y los jueces de Garantías comenzó la semana pasada, cuando la magistrada Iris Guarna negó el pedido de prisión preventiva para los acusados al considerar que no había pruebas suficientes para mantenerlos en prisión. Ante esto, el fiscal Carniello, quien sí entiende que la instrucción del expediente demostró que los imputados están vinculados con el asesinato de la mujer, impuso una fuerte fianza de 30.000 pesos a cambio de que estos recuperasen la libertad.

   Pero los defensores consideraron que la cifra era demasiado elevada y apelaron la orden de Carniello ante el juzgado de Garantías que conduce Ariel Spektor, aduciendo que los acusados no estaban en condiciones de poder abonar la cantidad fijada. Después de analizar la situación procesal de cada uno, el juez Spektor resolvió fijar la fianza en 10.000 pesos para Ramos Olarte y Díaz. Juntos y con un aval de su abogada, abonaron la suma, dejaron la cárcel capitalina y se marcharon a sus casas.

    De todas formas, continuarán ligados a la causa. Según la investigación de Carniello, los tres sujetos se conocían y habían cometido otros delitos juntos. Es más, se pudo establecer que estuvieron en contacto en San Juan. Este punto es una de las claves que llevó al fiscal a mantener la imputación y solicitar la prisión preventiva, aunque los jueces de Garantías no coincidieron y ordenaron que el expediente retorne a la Unidad de Delitos Complejos. Ahora, el fiscal especial deberá abocarse nuevamente a conseguir más pruebas en contra de ambos sujetos, de lo contrario, serán sobreseídos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.