access_time 21:53
|
17 de septiembre de 2019
|
Juicio por jurado

Caso Prado: la estrategia para acusar al testigo “estrella” como autor

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15687674812591%20IMG_6113.jpg

Los representantes legales de "Johnny" Morales y "Pipi" Merlo, imputados por matar al médico en el 2013, buscaron deslegitimar el testimonio de José "Tyson" Gómez, el preso que fue clave para dar con los sospechosos. El miércoles será su declaración. Este martes se presentó la mujer de la víctima pero se descompensó y no pudo desarrollar su relato.

Seis años y once días pasaron desde que el médico Sebastián Prado fuera asesinado a disparos durante un asalto en la Sexta Sección, en Ciudad, para que los acusados se sentaran por primera vez en el banquillo de los Tribunales.

Desde el miércoles, Jonathan Johnny Morales y Andrés Pipi Merlo empezaron a ser juzgados por un jurado popular. La primera audiencia tuvo a dos protagonistas, más allá de los sospechosos: el testigo “estrella” de la fiscalía, el preso José Tyson Gómez, y la esposa de la víctima y testigo presencial del hecho, Carla Santarelli.

Si bien en la jornada sólo declaró la mujer, el Tyson –se espera que lo haga el miércoles– fue mencionado en múltiples oportunidades por la fiscalía, que estuvo representada por Claudia Ríos y Fernando Guzzo, y, especialmente, por los defensores de ambos acusados, quienes hasta deslizaron que podría tener algún tipo de responsabilidad en el crimen.

Los alegatos iniciales tuvieron su inicio con la palabra de Ríos, quien contó a los jurados que ese setiembre, del 2013, era especial para Prado y su familia. Esto, porque el 13 de ese mes tenían fecha para casarse por civil, mientras que el día siguiente lo iban a hacer por iglesia. Asimismo, por esos días, Santarelli había presentado la tesis para recibirse de enóloga.

Tras contextualizar, la fiscal señaló directamente a Morales y Merlo como “los responsables de haber destruido la felicidad por la que estaba atravesando la familia, al ponerle fin a la vida de Sebastián la noche del 6 de setiembre” del mencionado año, como señaló.

Ver también: Las tres claves del juicio por el asesinato del médico Prado

Según la reconstrucción oficial, la pareja salía de su casa de calle López de Gomara con sus dos hijos –uno de 2 años y el otro de ocho meses–, hacia un cumpleaños al que había sido invitada.

Cuando Carla le estaba colocando el chupete a su hijo más pequeño, que estaba con su hermano en el asiento trasero, escuchó una detonación de arma de fuego.

Acto seguido, un sujeto le apuntó con el arma mientras su marido buscaba recuperarse del primer balazo que le dieron. Con sus últimas fuerzas, Prado trató de evitar que lastimaran a su familia y por eso le propinaron dos disparos más, que terminaron con su vida, sostiene la investigación.

Posteriormente, el individuo se dio a la fuga corriendo con el arma en la mano izquierda. En las inmediaciones lo habría estado esperando un cómplice (Merlo) en una moto 110cc negra, con el que se alejaron de la zona, en dirección a la avenida Perú.

Al cabo de 17 días fueron detenidos Morales y Merlo, a partir de la información que aportó un testigo reservado: Tyson Gómez (luego dejó de serlo), quien este miércoles cumple una condena por otro homicidio.

Este reveló a los investigadores que esos dos personajes habían llegado en la noche del crimen al asentamiento Escorihuela dando a entender que habían matado a alguien y que necesitaban ocultar un revólver calibre 32, el mismo calibre de las balas que mataron al médico, relató la fiscal Ríos.

Pese a que los marcados matadores fueron liberados en poco tiempo, cinco años después, la causa se reactivó y volvieron a ser detenidos. Fue a través de la declaración de Lucas Orozco Espejo, detenido en los primeros días del 2018 por el crimen del artista plástico chileno José Álvarez (70), ocurrido en Guaymallén.

En la testimonial por ese expediente –que también lideró Ríos–, Orozco Espejo mencionó a Johnny Morales como su cómplice en el ataque a Álvarez. Además relató que, en una oportunidad, cuando viajaban en colectivo, le había comentado que él había matado al médico Prado y que zafó porque su jefe declaró que estaba trabajando cuando se perpetró el hecho de sangre.

Tras la exposición de la fiscal fue el turno de Agustín Magdalena, quien, con Cristian Vaira Leytón, representa a Pipi Merlo. Este sostuvo que su cliente es un “blanco fácil” para el Ministerio Público Fiscal por haberse criado en una villa, con ocho hermanos y sin una figura paterna.

Asimismo, tildó de inoperante la investigación previa a la llegada de la fiscal Ríos, quien tomó las riendas de la instrucción a comienzos del 2018.

El letrado aseguró frente a los integrantes del jurado que no existen pruebas contra Merlo, ya que nadie lo vio en la escena del crimen ni en las inmediaciones.

Por otro lado, apuntó contra Tyson Gómez, a quien un día antes de las detenciones de los acusados le allanaron la casa y le encontraron prendas con manchas de sangre. Esas vestimentas coinciden con las descriptas por vecinos de Prado que vieron al autor del hecho huyendo de la escena, estos testigos semipresenciales ratificaron este martes esos datos, aseguró.

Según consideró Magdalena, el Tyson desvió la investigación y debería estar sentado en el banquillo de los acusados como autor del crimen. Además, criticó al Ministerio Público porque nunca se hizo el cotejo de ADN de la ropa ensangrentada que fue secuestrada.

Ver también: Tyson, el condenado por asesinato que ayuda a encaminar el caso Prado

En tanto, el defensor oficial Víctor Blanco, en representación de Morales, acusó directamente a Tyson, considerando que “es muy posiblemente el autor del hecho”.

Además, explicó que su defendido estaba trabajando cuando mataron a Prado y que tiene dos testigos que ratificarán esa situación.

Luego comenzaron a desfilar los primeros testimonios, arrancando con Santarelli. La mujer de Prado, que sufrió un ACV hace poco tiempo, se descompensó durante su declaración y las partes decidieron que no continuara.

También se presentaron algunos vecinos que no aportaron mayores detalles sobre el hecho. Para el miércoles se espera una jornada decisiva, ya que prestarán declaración Tyson Gómez y Orozco Espejo.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.