River vence a Fluminense en Brasil
access_time 11:10
|
15 de junio de 2007
|
|
DERECHOS Y GARANTÍAS

Caso Micaela: apuntan al ayudante fiscal

Tras la declaración del oficial Carmona, quien recibió por primera vez a la madre de la niña violada y asesinada, las dudas no sólo pesan sobre el accionar de la jueza de Familia Galera, sino también sobre Diego Lusberti, de la Oficina Fiscal Nº2.

    Desentrañar el misterio de lo ocurrido durante el fin de semana del 11 de mayo, cuando desapareció la niña Micaela Reina (11), quien después de cuatro días apareció violada y muerta en el interior de una bodega abandonada en Guaymallén, es una tarea cada vez más difícil de resolver. A las acusaciones que pesan sobre el accionar de Elsa Galera, jueza de Familia, quien se encontraba en turno en ese momento, se suman las dudas sobre la intervención de Diego Lusberti, ayudante fiscal de la Oficina Fiscal Nº2 de Capital.

    Eso sucedió luego de que el policía Mauricio Carmona, quien recibió a Marta Reina –madre de Micaela– el día de la desaparición de la niña, declaró ayer en la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara Baja. El punto es que Carmona aseguró que, luego de escuchar el desesperado testimonio de la madre, que señalaba directamente a Pradenas como el secuestrador de la chica. Dado que no existía ningún papel que acreditara su paternidad biológica, él le comunicó lo ocurrido al ayudante fiscal, diciéndole que, a su entender, ese no era un tema para la Justicia de Familia por no existir comprobante alguno de consanguinidad.

    Según el policía, el auxiliar entendió que igualmente había que darle intervención a la jueza de Familia en turno. De todas maneras, la comisión que preside el demócrata Oscar Ligonié investigará si realmente el caso no podría haber llevado otra carátula, como la de privación ilegítima de la libertad, puesto que existían testimonios de personas que habían visto a la niña en la casa de Pradenas, en tanto este no acreditara el parentesco.

CONTRADICCIONES. Otras contradicciones se suman al complicado caso. Ayer desfilaron por la comisión alrededor de diez policías de la 6ª y la 33ª, quienes cumplieron funciones durante el viernes 11, el sábado 12 y el domingo 13 de mayo. Al menos uno de los testimonios se contradice ampliamente con la versión aportada por Víctor Reina, hermano mayor de la víctima. El joven de 24 años protagonizó una gresca callejera con Pradenas, el sábado 12 a las 6. El chico afirmó que todo comenzó porque, alertado por Marta Reina, él llegó hasta la casa de Pradenas, se subió al techo y rompió un vidrio al ver a su hermana dentro de la casa del hombre.

    Ella le pedía a gritos que la sacara de allí. Aseguró, además, que el sujeto lo amenazó y que los policías que intervinieron, lejos de escuchar el reclamo, lo acusaron de dañar la propiedad de Pradenas. Sin embargo, el oficial Aldo Bustamante, de la Comisaría 33ª, quien fue enviado por el Comando Radioeléctrico a la casa del ahora imputado, al ser alertado de la trifulca, aseveró que él nunca tomó contacto con Víctor Reina ni con el menor que lo acompañaba. Queda determinar si, debido a que la pelea continuó y se profundizó, un segundo móvil se dirigió más tarde al lugar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.