access_time 21:37
|
18 de septiembre de 2019
|
Caso Julieta González

Los polémicos fundamentos de los jueces que condenaron a Di Césare

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15621091994561%20IMG_1628.jpg
Andrés Di Césare durante una jornada del debate en su contra.

El Tribunal Penal Colegiado Nº 2 ventiló los motivos de la sentencia de 18 años de cárcel contra Andrés Di Césare, quien fue hallado culpable de matar a la joven. No obstante, los magistrados no consideraron que existiera un vínculo ni contexto de violencia de género. El fallo completo.

El Tribunal Penal Colegiado Nº 2 dio a conocer este miércoles los fundamentos de la sentencia contra Andrés Di Césare, condenado por el crimen de Julieta González, ocurrido en setiembre de 2016. En los mismos, los jueces Jorge Coussirat, Alejandra Rato y el conjuez Mauricio Juan detallaron las razones por las que desestimaron los agravantes de contexto de violencia de género (femicidio) y de vínculo.

Los magistrados mencionaron que tanto Di Césare como Julieta estaban de novios con otras personas, quienes ratificaron esa situación al declarar en el debate. Asimismo, destacaron que la víctima "tenía demasiada independencia personal e íntima", que se veía con otros dos hombres y estaba "acostumbrada a relacionarse fácilmente”.

Ver también: Montero pidió que retiren el pliego de un conjuez que postuló Cornejo

Asimismo, agregaron que no se puede probar el vínculo porque la relación era "mantenida en secreto" y que no tenía "cierta singularidad, notoriedad y estabilidad entre los miembros de la misma”. También dejaron en claro que entre la víctima y victimario "sólo salían a tener sexo".

Con respecto a la situación de vulnerabilidad de la víctima por su género, los jueces comprendieron que la calificación establecida por el inciso 11º del artículo 80 del Código Penal "exige mucho más que el solo hecho de matar a una mujer". Por esa razón, aseguran que no está probado que existiera un contexto de violencia de género.

Más allá de que la fiscal Claudia Ríos dio cuenta de la vulnerabilidad y el aprovechamiento de su fuerza, como del tamaño de Di Césare con respecto a la víctima para poder llevar adelante el asesinato, el Tribunal no tuvo esto en consideración porque tanto su madre como sus vínculos afectivos dejaron en claro que era una mujer "decidida".

Ver también: Una investigación empantanada desde la detención

Siguiendo esa misma línea, los magistrados expresaron que tampoco quedó acreditado el hostigamiento por parte de Di Césare a González, ya que se desprende de la prueba ofrecida que los llamados entre ellos fueron 32 y no 43 como se dijo al principio. Y agregaron que la mayoría de ellos fueron desde el teléfono de la víctima al del victimario.

En tanto, con respecto a la autoría del hecho, para los jueces "no hay duda alguna que Di Césare mató a Julieta González" porque la investigación aportó "una larga serie de elementos probatorios que, por ser serios, precisos y concordantes, conforman una cadena probatoria en la que válidamente se sustenta la acusación y que da por tierra con la versión exculpatoria del encausado”.

Julieta González desapareció el 21 de setiembre del 2016 en Maipú y su cadáver fue hallado una semana después camino a Cacheuta, en Luján.

A principios de octubre fue atrapado Di Césare, quien mantenía relaciones casuales con la joven.

La semana pasada, Di Césare fue condenado a 18 años de cárcel por homicidio simple. La fiscal Ríos, así como la querella, habían pedido la máxima pena por el delito de homicidio agravado por el vínculo y por ser en contexto de violencia de género (femicidio). 

Debido a esto, será la Suprema Corte la que tenga la última palabra.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.