access_time 08:56
|
19 de julio de 2007
|
|
MURIÓ DE UN PARO MIENTRAS LO ASALTABAN

Caso Itzcobici: tres nuevos detenidos en la zona Este

En cinco allanamientos realizados ayer en Palmira, personal policial de la Comisaría 19ª de Junín detuvo a dos personas involucradas en la muerte de Mauricio Itzcobici, el empresario que sufrió un paro cardíaco el 14 de mayo mientras era asaltado por cinco delincuentes

         El martes había sido detenido otro de los ladrones que habría participado del conmocionate acto delictivo. De esta manera, junto con los dos que fueron apresados a las pocas horas del hecho, los cinco malvivientes quedarían imputados por robo agravado seguido de muerte. Cerca de las 22 del 14 de junio, el matrimonio Itzcobici llegaba a su casa acompañada por una de sus hijas. Al ingresar al garaje, la pareja fue sorprendida por un grupo de delincuentes armados, quienes llevaron a los empujones a la esposa –Estela Giagnoni– a su dormitorio, mientras que a Mauricio lo trasladaron al living, lugar donde lo golpearon e intentaron asfixiarlo con una media.


          Ante la desesperación vivida en esos momentos, Itzcobici sufrió una descomposición cardíaca y dejó de existir. Mientras tanto, los cinco delincuentes lograron huir en la camioneta de la víctima con mil pesos que la familia tenía guardados en una caja fuerte y joyas de oro que le arrebataron a Giagnoni. El hecho conmocionó a todo el pueblo juninense, que reclamó que encontraran a los responsables.


          Este pedido comenzó a tener sus primeros éxitos un día después de ocurrido el tremendo asalto, cuando los investigadores detuvieron a uno de los delincuentes. Se trata de Ángel Fernández, más conocido como El Puntano. El 17 de mayo, la policía encontró a Quino Guevara, otro de los implicados. La búsqueda continuó y el martes se dio con el tercer delincuente. Este se encontraba en la zona de Andrade, en del departamento de Junín, y fue reconocido como El Gordo, quien tiene 19 años y un importante prontuario con antecedentes penales.


        Finalmente, y luego de interrogar a los tres detenidos, se pudo encontrar a los dos ladrones que faltaban. Esto se dio tras cinco allanamientos que se realizaron en algunos barrios del distrito de Palmira, en donde se aprendió a El Machi y a El Cabezón, quienes tienen entre 20 y 25 años y antecedentes penales por delitos contra la propiedad, por lo que ya estuvieron presos. De esta manera, los cinco malvivientes que asaltaron a la familia Itzcobici quedaron imputados por el Juez Ricardo Shulz por robo agravado seguido de muerte.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.