access_time 14:38
|
14 de junio de 2019
|

Caso Lucas Carrasco: pidieron 18 años para el acusado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1543335514121Captura%20de%20pantalla%202018-11-27%20a%20la(s)%2013.18.15.jpg

Diego Guzmán Zalazar está imputado por el homicidio del joven hincha de Independiente Rivadavia, ocurrido en 2014. La Querella y la Fiscalía solicitaron la misma pena y una medida de satisfacción, ya que la muerte produjo un antes y un después de la familia Carrasco.

Este viernes se conocen los alegatos de cierre del caso de Lucas Carrasco, asesinado por un efectivo de infantería a la salida de un partido de Independiente Rivadavia en 2014. A su turno, la Fiscalía y la parte querellante pidieron 18 años de cárcel para el único imputado. 

En la sala 4 de audiencias del Fuero Penal Colegiado se desarrollan los alegatos de cierre de las partes en el juicio a Diego Guzmán Zalazar, imputado por homicidio simple con dolo eventual, agravado por el uso de arma de fuego y por ocurrir en un evento deportivo.

La Fiscalía, representada por Darío Tagua, fue la primera en exponer. Al finalizar pidió 18 años de prisión para el policía Guzmán Zalazar. 

Durante sus alegatos enumeró una serie de elementos que complican al imputado, al que consideró responsable de la muerte de Carrasco debido a su mal accionar. Entre las pruebas mencionadas incluyó declaraciones de testigos, de policías e informes oficiales de Científica y del Cuerpo Médico Forense. 

Según detalló, el Guzmán Zalazar no tuvo la intención de ocasionar la muerte de Lucas Carrasco cuando le disparó con el lanzagases. De todas formas resaltó que el efectivo, por su formación, conocía la peligrosidad del acto.

Tras los alegatos de la Fiscalía, el jurado determinó que se pasara a un cuarto intermedio para luego retomar con la Querella, que solicitó la misma pena que la Fiscalía y, finalmente, la Defensa.

Sergio Salinas, abogado de Xumek, destacó que hubo un "menosprecio hacia la vida humana" por parte del efectivo de infantería y solicitó además de la pena, una medida de satisfacción, ya que la muerte produjo un antes y un después de la familia Carrasco.

En tanto, solicitó junto al abogado Lucas Lecur, un curso de capacitación para todos los efectivos de la fuerza sobre "responsabilidad ciudadana y Derechos Humanos", sumado a la prohibición de uso de cartuchos de gas lacrimógeno. Pidieron que estos sean reemplazado por los que usa la Policía Federal que tienen un menor poder letal.

Una vez concluidos los alegatos, el Tribunal, compuesto por los magistrados Mauricio Juan, Eduardo Martearena y Laura Guajardo, deliberará y determinará la condena de Guzmán Zalazar.

El caso

Lucas Carrasco tenía 22 años cuando el 14 de marzo de 2015 recibió una bala de gas en su cabeza a la salida de un partido en el estadio Bautista Gargantini. En ese partido se produjo un corte de luz que derivó en incidentes entre los hinchas y la Policía.

Lucas, que había asistido al estadio del parque junto a su hermano Mariano, fue impactado por un disparo de una pistola lanza gases realizado por un efectivo policial, aunque inicialmente se había dicho que había recibido un piedrazo.

Por esta muerte fue imputado el policía policía Diego Guzmán, que fue a juicio en 2016. Sin embargo, la muerte el debate presidido por los jueces de la Segunda Cámara del Crimen Roberto Uliarte, Ariel Spektor y José Valerio, actualmente magistrado de la Suprema Corte de Justicia, no terminó por una serie de dilaciones. Esto hizo que terminara cayéndose. 

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.