access_time 19:00
|
7 de marzo de 2018
|
Investigación en Tunuyán

Caso Carleti: uno de los detenidos le tenía "bronca"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1520453689171portada%20Jira.jpg
El muchacho se dedicaba a la albañilería y tenía antecedentes.

Se trata de un joven de 26 años que había realizado algunos trabajos en la casa de la víctima. Al parecer, se sentía "denigrado" por la empresaria. Investigadores lo colocan como autor de las puñaladas. Hicieron allanamientos en su casa y hallaron una toalla con sangre.

Los tres sospechosos por el crimen de la empresaria frutihortícola Norma Ethel Carleti Ferrari (59), asesinada de 52 puñaladas en su casa de Tunuyán, siguen detenidos en la Comisaría 15ª a la espera de que la Justicia defina su situación procesal.

Dos de ellos son los que se encuentran más complicados, uno es el primer detenido de la causa, quien se encontraba con prisión domiciliaria y cayó porque la alarma de la pulsera magnética que lo controlaba se activo en momentos en que se perpetró el homicidio. 

Además, también se identificó a un sujeto de similares características en los registros de las cámaras de seguridad de la propiedad de Carleti. 

Pero en las últimas horas una línea investigativa comenzó a colocar en calidad de autor primario a un joven de 26 años -se reserva su identidad por pedido de los pesquisas- que fue capturado el lunes en el barrio República de Venezuela y que cuenta con antecedentes por delitos contra la propiedad. 

Las pistas en las que se apoyan los detectives es que el joven había estado realizando unos trabajos de albañilería en la vivienda de la víctima días atrás, indicaron fuentes cercanas al caso.

Según pudieron averiguar los sabuesos, el muchacho le guardaba rencor a Carleti porque le había pagado un monto menor al que le había prometido y también se sentía "denigrado" todo el tiempo por la mujer. Esas circunstancias fueron tomadas como el posible disparador que provocó la saña con la que fue atacada la víctima. 

Pero existe una prueba material y contundente que comprometen al joven es una toalla con manchas de sangre que fue encontrada en la casa del citado barrio donde fue capturado la noche del lunes. La misma será analizada por la Policía Científica y se realizara un cotejo con el ADN de Norma Carleti. 

En el lugar también se incautó un teléfono celular que pertenecería al sospechosos y será peritado para establecer si el sistema de geoposicionamiento del aparato lo coloca en la escena del crimen la madrugada del lunes. 

Otros allanamientos se realizaron en paralelo en la casa de la suegra del muchacho y también la de los padres. Sin embargo, esas medidas fueron negativas debido a que no se encontraron elementos de importancia para la instrucción. 

Pero las pruebas contra quien supo ser empleado de Norma Carleti no se redujeron a su historia y las medidas judiciales desarrolladas. Es que en la red social Facebook, el joven publicó un estado horas después del crimen que lo dejó en evidencia. El mismo rezaba: "No quise hacerlo pero son los gajes del oficio". Horas después, lo borró de su perfil. 

Con respecto a los antecedentes penales del presunto homicida, nacido el 8 de diciembre de 1990, fuentes policiales detallaron que había inaugurado su prontuario el 17 de enero del pasado año cuando fue investigado por robo. Medio año después, el 18 de junio, sumó una causa por hurto por la que contó con pedido de captura durante algunos días.

Por otro lado, la familia del joven confirmó este miércoles como abogado defensor a Lucio Chavez, conocido penalista del Valle de Uco. Durante una charla con el letrado, el sospechoso le aseguró: "No tuve nada que ver" con el crimen de Carleti. 

Las últimas pruebas que se fueron sumando al expediente empiezan a inclinar la balanza hacia el lado de la hipótesis de asalto. Algunos investigadores creen que los autores alcanzaron a llevarse a algún dinero pero dejaron el restante al escapar tras asesinar a la mujer, situación que, al parecer, no estaba en su planes. 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.