access_time 21:14
|
9 de noviembre de 2009
|
|
MALTRATO INFANTIL

Caso Ábalos: los detalles del expediente que puede destituir a la jueza Galera

La niña permaneció un año y cinco meses judicializada antes de morir. La historia está plagada de signos evidentes y escalofriantes de maltrato.

    Un año y cinco meses de judicialización, el paso por tres instituciones, un ingreso a terapia intensiva en estado gravísimo y numerosos informes que daban cuenta de evidentes signos de maltrato y abandono no fueron suficientes para que la Justicia de Familia considerara que la niña Andrea Ábalos estaba en peligro. Finalmente, murió víctima de un coágulo de sangre provocado por un golpe en la cabeza que se alojó en sus pulmones. Por el fallecimiento de Andrea (2), sus padres, Verónica y Carlos, están presos. Sin embargo, cabe determinar la responsabilidad de la jueza Elsa Galera, que tuvo intervención desde el primer signo de una cadena de maltratos  y descuidos que finalmente terminaron con la vida de la niña. Según el expediente 3.835/7/5F, iniciado el 13 de diciembre del 2007, al que El Sol tuvo acceso por medio del diputado Luis Petri (Confe), la magistrada contó con múltiples informes de diferentes instituciones, en los que los signos de abandono y agresión física sobre la niña eran más que evidentes. Sin embargo, decidió restituirla a los padres.
    Con estas pruebas, la Comisión de Derechos y Garantías de Diputados elaboró el pedido de Jury de Enjuiciamiento para Galera, que avaló la mayoría de los legisladores de la Cámara Baja. Los miembros del Jury se reunirían el 26 para analizar si dan curso o no al proceso. Pero el encuentro está condicionado a que los legisladores subsanen algunos errores de las presentación, básicamente, que adjunten el expediente al que accedió El Sol, trámite que, según Petri, concretarán mañana.
GOLPES Y DESNUTRICIÓN. El 13 de diciembre del 2007, el Quinto Juzgado de Familia tomó participación en el caso de posible maltrato familiar sobre la niña Andrea Ábalos Porcario, de 11 meses, internada en el Hospital Notti. En foja 6 del expediente, figura la intervención de la Oficina Fiscal Nº6, a pedido de los pediatras del hospital, por averiguación de lesiones. Sanidad Policial comprobó el estado crítico de la niña (foja 9) internada en terapia intensiva del Notti. El mismo informe médico es avalado por el Programa Provincial de Prevención de Maltrato Infantil (foja 29). “Paciente grave, hipoactiva. Palidez cutánea.
    Mucosa generalizada intensa. Hematomas violáceos en cuero cabelludo. Rigidez en extremidades superiores e inferiores. Desviación conjugada de mirada hacia la izquierda. Hematomas verde amarillentos en el cuello. Traumatismo de cráneo grave. Sospecha de maltrato”. Además, la gente del programa entrevistó a la madre (foja 29) y concluyó: “Madre con relato confuso y contradictorio, impresión de ocultamiento de información. Se advierte dificultad de vínculo madre-hija. Frialdad emocional, desafectivizada. Bajo nivel de alarma. Lesiones no compatibles con el relato de la madre”. La jueza ordena, entonces, la prohibición de acercamiento (foja 30).
    Una vez que superó su grave estado de salud, la niña fue enviada al hospital de Conin, por bajo peso. Allí también realizaron informes alarmantes, que datan de febrero del 2008. Así consta en foja 105. “Menor en recuperación por desnutrición leve. Presenta fractura antigua sin tratamiento en pierna derecha. Hemorragia retiniana producida por el síndrome del niño sacudido. Se puede dar de alta, pero necesita un ambiente familiar en el que sus derechos no sean vulnerados, no soportará ser sujeto de violencia”. En los informes de Conin, también consta que, una vez levantada la prohibición de acercamiento, los padres sólo fueron a ver a Andrea tres veces (vivían a 10 cuadras del hospital) y el padre maltrató a la madre en la vereda de la institución, ante testigos (foja 142). La niña fue finalmente dada de alta e ingresó a la Casa Cuna, junto a tres de sus hermanas.
EL FINAL. El matrimonio Ábalos Porcario, ayudado por una asesora legal y la ONG Tierra de Niños, que trabaja para la Dinaf y es representada por Javier Riollo, consiguió la restitución de sus hijas. La ONG se comprometió a asistir todos los días durante tres horas al grupo familiar (foja 147). Los informes de Tierra de Niños a la jueza fueron excelentes. “Familia afectuosa, a pesar de su situación económica desesperante” (foja 226). “Estamos en el buen camino” (foja 234).
    Las intervenciones datan de agosto del 2008. Sin embargo, el último informe, remitido por Niñez y Adolescencia de Las Heras el 20 de marzo del 2009, un mes y diez días antes de la muerte de Andrea (foja 244), expresa claramente el incumplimiento por parte de los padres de todo lo acordado: no hicieron tratamiento psicológico, no fueron a control reproductivo ni sanitario, perdieron el Plan de Fortalecimiento Familiar por no asistir a cobrarlo. Tenían paga una clínica privada y nunca llevaron a sus hijos a atenderse allí. El 4 de mayo, como un latigazo, la foja 263 del expediente 3.835/7/5F da cuenta del final más esperado y previsible, la muerte de la pequeña Andrea.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.