access_time 16:20
|
15 de enero de 2007
|
|
MALESTAR EN LA FUERZA PÚBLICA

Casi cien policías se quejaron por los ascensos

Son uniformados de todas las jerarquías que se quedaron fuera del beneficio. Dicen que hay acomodo y reclaman objetividad en la selección. La Inspección General de Seguridad analizará los reclamos.

    El brazo armado del Estado provincial sigue en conflicto con el Gobierno. Y ahora hay un nuevo frente de pelea: casi un centenar de policías se quejó formalmente por haber quedado afuera de los ascensos que se otorgarán en los próximos meses. La Inspección General de Seguridad (IGS) confirmó la recepción de 98 recursos –hasta el miércoles de la semana pasada– e indicó que hay protestas en todas las jerarquías de la fuerza pública.

   Ante esto, desde el organismo trataron de apaciguar los ánimos. “La consideración positiva de algunos de estos recursos puede modificar la grilla de ascensos”, dijo Félix Pesce, miembro de la IGS en representación del PJ. En tanto, Omar Alcalde, vocero de los uniformados, y el presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad, Daniel Cassia, justificaron el malestar que existe en las filas de la Policía por los ascensos. “Hay amiguismo y acomodo. El sistema debería ser más objetivo”, disparó el senador peronista.


   SUBJETIVIDAD. El enojo policial surge de un ítem del sistema de selección de ascensos. Cassia explicó que el punto se denomina, explícitamente,“Subjetividad” y refleja el concepto que tienen los jefes policiales de los efectivos en condiciones de ascender. El problema es que este ítem provoca cambios muy bruscos en el puntaje de los efectivos.

   “El que estaba en el número uno pasa al cincuenta y el que estaba último queda primero. Esto produce un gran conflicto y odio entre iguales”, explicó Alcalde, presidente de Ammupol. Alcalde también afirmó que los ascensos “se hacen a dedo” por decisión del Gobierno y pidió que el Ministerio de Seguridad revea el sistema.“No discutimos las atribuciones del Gobierno, pero pedimos que las usen con razonabilidad”, dijo el vocero policial. “Hay policías que quedan relegados porque no tienen llegada directa al que toma las decisiones. Seleccionar los ascensos así es injusto y debería buscarse un mecanismo distinto”, agregó, por su parte, el presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad.

   PLAZOS. Los conflictivos ascensos que están en estudio se definirían entre fines de febrero y mediados de marzo. La IGS ya dio el visto bueno para que 368 efectivos de todos los niveles suban uno o varios escalones en la carrera. Gracias a esta medida, habrá en marzo 34 nuevos comisarios, mientras que 150 policías rasos pasarán a ser suboficiales.

    En un primer momento, las tropas policiales tomaron como una buena noticia el descongelamiento de los ascensos que se produjo en el 2006. Es que las promociones estuvieron trabadas en los últimos cuatro años y, en ese tiempo, se acumuló un gran número de vacantes. En cambio, el año pasado, el Gobierno decidió cubrir casi todos los cargos vacantes de la Policía. Ahora, entre otras deficiencias, Seguridad tratará de reducir las acefalías de las comisarías (alrededor de 40 por ciento tiene como jefes a policías de rango menor a comisario).

   Pero la gran expectativa que generaron los ascensos se transformó rápidamente en malestar dentro de la fuerza pública. Desde Ammupol señalaron ayer que el impacto positivo será bajo (apenas cinco por ciento de los policías obtendrá puestos mejores). Por otro lado, la IGS empezó a sumar decenas de apelaciones de los policías excluidos. A menos de una hora de que se venciera el plazo para apelar, la IGS recibió un tanda de 25 presentaciones nuevas. “Tenían errores, pero las acogimos igual”, admitieron desde el organismo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.