access_time 15:44
|
12 de septiembre de 2006
|
|

CARTA ABIERTA AL GOBERNADOR COBOS

Señor gobernador: En verdad, debo transmitirle mi gratitud y la de todo el grupo humano que lo apoyó en el 2003, porque usted y sus operadores hicieron posible un gran reconocimiento de los mendocinos al hacer arrodillar ante ustedes y, por ende, ante nosotros que somos aliados y parte de este gobierno, a los mismos personajes que fueron implacables con nosotros en sus agravios y actitudes ofensivas, intimidatorias y amenazantes, entre otras, por apoyarlo para gobernador de Mendoza en las elecciones del 2003.

   Señor gobernador: En verdad, debo transmitirle mi gratitud y la de todo el grupo humano que lo apoyó en el 2003, porque usted y sus operadores hicieron posible un gran reconocimiento de los mendocinos al hacer arrodillar ante ustedes y, por ende, ante nosotros que somos aliados y parte de este gobierno, a los mismos personajes que fueron implacables con nosotros en sus agravios y actitudes ofensivas, intimidatorias y amenazantes, entre otras, por apoyarlo para gobernador de Mendoza en las elecciones del 2003.

    El placer que hemos sentido es inexplicable con palabras. Somos conscientes que los hombres de ley, los que honramos nuestra palabra y compromisos, los que procedemos por convicción y no por conveniencia siempre tenemos nuestro reconocimiento y el de todos. Así procedimos cuando nos jugamos por la UCR, por usted y por el vicegobenador Jaliff, aún contra el poder que significaba el PJ en esos momentos, cuando podríamos haber tenido otros beneficios mayores por parte de este si nos retirábamos de la contienda.

    Rechazamos la gloria efímera y traidora, decidiendo continuar en el camino de la honra y del honor, apoyándolo aún conscientes que todos los acuerdos realizados y las promesas recibidas se cumplirían. Hoy, todos los sellos de goma que conforman el famoso kirchnerismo mendocino o el Frente para la Victoria están a sus pies y ni que hablar del otrora poderoso PJ. Todos desnudados en el grado máximo de miseria humana. Sin códigos ni ética. Sin nada más que el espacio para ver si llega la valija de otro Pontaquarto kirchnerista y reciben algo.

    No fuimos muchos los que le dimos a este gobierno y a usted la oportunidad de demostrar qué lejos estaba de ser lo que decían y ahora, con esta actitud mendicante de poder que han asumido nuestros adversarios de entonces, nos han enaltecido ante la sociedad. No nos equivocamos antes cuando lo apoyamos para gobernador ni nos equivocaremos ahora, cuando se acercan los tiempos de hacer nuevos acuerdos con vistas al 2007.

    No obstante, lo acompañaremos hasta el 10 de diciembre del 2007 como corresponde a hombres de honor, reclamándole hasta el último día de su gestión que respeten lo que acordamos, aunque sea un esfuerzo en vano, porque nosotros ya cumplimos con nuestra parte del compromiso asumido y lo continuamos haciendo por derecho y por deber. Ha iniciado usted un proceso que vale la pena seguirlo de cerca, porque es simplemente repetir la historia que los mendigantes y miserables que se arrastran ante el poder pueden escribir, nunca la que escriben los hombres de honor.

TEMAS:

Opinión

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.