River vence a San Lorenzo en el Monumental
access_time 14:39
|
7 de octubre de 2006
|
|
QUEMA DE RESIDUOS PATOLÓGICOS EN EL CEMENTERIO

Capital restringió el uso del crematorio por una protesta

Vecinos que viven cerca del cementerio se quejaron por la contaminación ambiental. Eduardo Cicchitti dijo que, a partir del lunes, el crematorio funcionará menos horas. Culpó al Gobierno de la provincia por las demoras en el traslado.

    El intendente de la Cuidad de Mendoza, Eduardo Cicchitti, decidió restringir, a partir del lunes, el uso de los incineradores de material patógeno que funcionan en el Cementerio de la Capital. Esto, tras la protesta de algunos vecinos. A partir de la fecha citada, se priorizará la quema de residuos que provengan de hospitales públicos y, además, se apagarán los hornos en las horas del almuerzo y durante la noche.

    Por su parte, desde el Ministerio de Ambiente y Obras Públicas ya se están manejando alternativas para tratar los residuos hospitalarios. Una de ellas sería enterrarlos o enviarlos a quemar a otras provincias. La decisión de limitar la quema fue tomada por el jefe comunal durante un acto en conmemoración a Emilio Civit que se realizaba junto a la tumba del ex gobernador de Mendoza. Durante el recordatorio, vecinos y representantes de la fundación ambientalista Oikos lo interceptaron para pedirle que se acercara a los hornos y pudiera comprobar el estado en el que funcionan.

    EL PROBLEMA.
Los habitantes de la zona se quejaron por los intensos olores y por el humo espeso y negro que contamina, durante gran parte del día, las áreas aledañas al cementerio. Estos provienen de los cuatro incineradores (dos patogénicos y dos crematorios cadavéricos) que funcionan en los fondos de la necrópolis, cerca del acceso por calle Mitre.

    Según explicaron, son los únicos hornos crematorios de la provincia y en ellos se reduce también parte de la droga que se incauta en procedimientos policiales. El subsecretario de Medio Ambiente, Gustavo Morgani, señaló que el mayor inconveniente es que esos hornos datan de fines de los ochenta y no se les ha hecho ningún mantenimiento.

    Además, están sobreutilizados, ya que deberían incinerar hasta cuatro toneladas de material por día y, actualmente, la quema es de seis a siete toneladas y durante casi las 24 horas. Los vecinos aseguraron que, mientras el municipio y las autoridades provinciales se reparten las culpas, el aire en la zona es cada vez más irrespirable.

    En octubre del 2004, se firmó un acuerdo entre los municipios de Capital y Las Heras y el Ejecutivo para trasladar los incineradores a la zona de Capdevila, camino a Villavicencio. Morgani afirmó que se han producido algunas demoras en los pasos administrativos para comenzar con las obras, ya que es un trámite muy engorroso. En tanto, Oscar Giuberti, secretario de Obras Públicas de Capital, aseguró que el año que viene trasladarán el crematorio de cadáveres

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.