EEUU vuelve a conmocionarse por otro tiroteo en una escuela
access_time 09:14
|
9 de noviembre de 2006
|
|
LO QUE VIMOS

Cantapueblo, un comienzo con ritmo

El martes se concretó exitosamente la inauguración del encuentro coral

    A tiempo y tal como estaba previsto, el martes arrancó la nueva edición de Cantapueblo, que este año rinde tributo a la música negra, en un cine teatro Plaza atiborrado de espectadores. Coreutas provenientes de distintos puntos geográficos y un público que acompañó con sus aplausos la calurosa velada fueron el marco en el cual se desarrolló la serie de presentaciones.

    El centro de investigación de cultura africana El Kallo, acompañado por el solista senegalense Cheikh Gueye; el coro Cantapueblo, bajo la dirección de Nancy Ciccioli; la formación de egresados del colegio Martín Zapata, dirigidos por Diego Bosquet, y la coral Ave Fénix, oriunda de Venezuela, bajo el mando de Alberto Grau, presidieron la velada inaugural, caracterizada por un despliegue de buenos logros y, sobre todo, por un derrame de energía que contagió a más de uno en la sala.

VOCES DE AQUÍ Y DE ALLÁ. Cuando la agrupación El Kallo hizo su aparición, se puso en marcha una revolución de danza y percusión africanas que derramó vitalidad, un atributo enarbolado por este grupo desde el comienzo. Muestra de ello fue que el público se mantuvo durante algo más de quince minutos de pie, siguiendo el ritmo de la formación que en una exquisita mímesis con Cheikh Gueye, el percusionista senegalés, dio muestras de su gran nivel. Al tiempo que los compases de El kallo se iban desvaneciendo, se incorporó el coro anfitrión: Cantapueblo volvió a demostrar su versatilidad sobre las tablas, en una propuesta que mezcló voces y coreografías.

    Bajo la dirección de Nancy Ciccioli, la agrupación interpretó, entre otros temas, Murguita del sur y Mi tierra. Rompiendo un poco con el estilo de los números anteriores, el próximo turno fue del coro de egresados del Martín Zapata. Las voces agrupadas bajo el mando de Bosquet demostraron un gran nivel interpretativo y una diversidad de repertorio (entonaron desde una obra afrobrasileña, Berimbau, hasta una tonada cuyana, No hay cielo como en Mendoza).

    El cierre de la noche inaugural estuvo a cargo de la coral Ave Fénix, que llegó desde Venezuela para ofrecer ritmos típicos de ese país, con un director destacado como lo es Alberto Grau. Así finalizó esta primera jornada de Cantapueblo, cuyo éxito se transforma en un buen vaticinio para lo que se viene.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.