access_time 09:01
|
24 de agosto de 2017
|

Cake de coco y jengibre

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/290/318/001290318.jpg

<p>Una receta novedosa.</p>

Hoy les traigo una opción diferente, una adaptación de un pastel de coco de la cocina tailandesa, es una torta de coco con notas de jengibre confitado, al que podemos comer solo o con un frosting muy liviano de naranja, que le da un aroma y sabor irresistible para los amantes de los sabores nuevos.

Ingredientes para el bizcochuelo:

3 huevos, con la yema separada de la clara

1 pizca de sal

75 gr de azúcar común

75 gr de manteca

5 cucharadas de leche de coco, o en su defecto de leche común

130 gr de harina leudante

3 cucharadas grandes de coco rallado

3 trozos de jengibre confitado, cortado en cubitos ( se puede comprar hecho en cualquier dietética o hacerlo)

Frosting de naranja

100 gr de crema de leche

100 gr de queso crema

Ralladura de 1 naranja

75 gr de azúcar

Para el jengibre confitado:

Un trozo de jengibre fresco

300 gr de azúcar

Agua cantidad necesaria

Preparación:

Enmantecar y enharinar un molde de 15 cm de diámetro. Precalentar el horno a 180°

Montar las claras a punto nieve con una pizca de sal. Incorporar el azúcar poco a poco, hasta formar picos duros. Añadir la yemas, la manteca  y la leche de coco sin dejar de batir.

Tamizar el harina e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes. Por último incorporar una cucharada del jengibre confitado previamente cortado en pequeños cubitos y el coco.

Disponer en el molde y hornear 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar.

Para el frosting de naranja, batir la crema de leche hasta montar, incorporar el azúcar, la ralladura de naranja y el queso crema. Mantener en la heladera hasta el momento de usar.

Para montar la torta, cortar el bizcochuelo en 3 capas y mojar con un poco de almíbar de jengibre, intercalar con el frosting de naranja y decorar sobre la superficie con más jengibre picado. Mantener en la heladera hasta el momento de servir.

Para el jengibre confitado

Pelar un trozo de jengibre fresco. Retirar la piel y cortarlo en moneda de 1 cm de ancho. Colocarlo en una olla y cubrirlo con agua,  llevar a ebullición y después dejar cocer a fuego lento durante una hora aproximadamente, hasta que el jengibre esté bien tierno.

Una vez que el jengibre está cocido, escurrirlo. Prepara el almíbar, cuando el azúcar se haya disuelto incorpora el jengibre y deja cocer a fuego lento durante una hora con la  olla casi tapada.

Pasada esa hora, retirar la tapa y continúa cociendo durante una hora, hasta que el almíbar que casi se haya secado el almíbar. Retira el jengibre y dejarlo enfriar sobre una placa de silicona o papel manteca. Mantener en la heladera hasta su utilización.

Por: Jimena Garcia Zapata para Môm Pastelería con diseño.

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.