access_time 23:53
|
10 de julio de 2006
|
FENÓMENO SOCIAL

Cada vez hay más adopciones ilegales

Lo confirmó la directora del Registro Único de Adopción, María del Carmen San Martín. Es la principal causa por la que las parejas mendocinas deben esperar tanto tiempo para adoptar

      Que las adopciones ilegales existen es tan cierto como difícil de comprobar. Sin embargo, animarse a denunciar que el fenómeno se ha incrementado es un paso hacia la verdad. En esta tarea se encuentra la directora del Registro Único de Adopción (RUA) María del Carmen San Martín, quien, en virtud de responder a los reclamos de los padres que se encuentran enlista de espera para adoptar, asevera que las demoras de años para formar una familia que estas parejas padecen, se debe al crecimiento de las adopciones por izquierda.


       “Es verdad que cada una de las 500 solicitudes que conforman la nómina de pretensos adoptantes, aguardan al menos durante cuatro años en unirse con su niño o niña. Pero esto no ocurriría si no hubiera tantas personas que arreglan las adopciones”, expresó la directora.


 LAS FORMAS.


      Dos son las formas más comunes de realizar una adopción ilegal. Por un lado, es posible que la pareja se contacte con la embarazada, tiempo antes de que esta dé a luz, y le ofrezca dinero. Llegado el momento del parto, tanto la madre biológica como la adoptiva ingresan juntas al hospital y, con la complicidad de empleados del nosocomio, realizan un falso trámite trámite de n a c i - miento. Previamente, los nuevos padres hacen efectivo el pago acordado. La otra es similar, pero no media dinero sino un acuerdo de palabra.


       San Martín explicó que el mayor peligro reside en el hecho de no contar con la protección que la ley le ofrece, tanto a la familia adoptiva, como al menor. En cuanto a la primera, la ley no permite que la pareja tenga contacto con la madre y padre biológico del chico, evitando así posibles hostigamientos futuros, como puede ser la extorsión monetaria o el peligro de que se presenten y exijan recobrar los derechos sobre su hijo.


      Al respecto del niño, luego de la modificación de la Ley 24.779, que data de agosto del 2004, el sujeto puede solicitar su expediente y tener acceso a sus datos filiatorios como aval al legítimo derecho a la identidad. Si así lo desea, podrá reconstruir su vínculo biológico. Pero, además, existe otro fenómeno que no es ilegal, aunque para San Martín, no es recomendable. Se trata de las parejas que arreglan con la madre biológica, quien decide dar al bebé a esa y no a otra familia. La directora aseguró que estos padres no cuentan con la protección que ofrece la Justicia de Familia para cuestiones tan delicadas como esta.


LOS AFECTADOS.


      Para evitar que este tipo de situaciones contin ú e n multiplicándose, muchos de los papás que desean adoptar un hijo han conformado, con el apoyo del RUA, una organización no gubernamental que se dedica a difundir información en centros de salud y maternidades públicas, al respecto de los derechos, deberes y beneficios de las adopciones legales. Para esto, se acercan a los padres que van a dar a su hijo en adopción y les explican que la vía legal es la mejor opción, tanto para el niño como para su futura familia.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.