access_time 13:18
|
6 de noviembre de 2009
|
|

CACA DE PALOMA

El martes, en plena sesión del Senado de la provincia, se vivió una situación muy particular.

    El martes, en plena sesión del Senado de la provincia, se vivió una situación muy particular. Como todos sabemos, el edificio de la Legislatura es muy viejo y ya no da más, teniendo en cuenta el uso intenso que se le da. Pues bien, el lugar tiene problemas de techo. Justo donde está el recinto de sesiones hay unos bonitos vitraux que tienen tantos años como el inmueble. El martes, uno de eso vitraux se rompió, y caca de paloma empezó a caer sobre las bancas.
    Más allá de alguna consideración política que puede hacer algún antiganso, lo cierto es que el desperdicio orgánico de las palomas, comenzó a caer justo sobre el lugar que ocupa el bloque demócrata. Hubo algunas risas y comentarios de los demás senadores, y los demócratas debieron abandonar sus bancas, a la derecha –dónde si no– del hemiciclo, lugar que han ocupado históricamente, para escaparle a la caca de paloma. Buenísimo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.