access_time 15:59
|
13 de julio de 2007
|
|
INFORME DE LA CASA BLANC

Bush seguirá en Irak y dice que puede ganar

El presidente de Estados Unidos señaló que el conflicto en ese país no es una causa perdida. Destacó que algunos objetivos se cumplieron

        El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, aseguró ayer que la guerra en Irak no es una causa perdida, tras publicarse un informe de la Casa Blanca que verifica progresos apenas parciales en las metas planteadas por Washington a las autoridades iraquíes. Bush aseguró que la retirada de las tropas es un objetivo que comparten todos los estadounidenses pero subrayó que “hacerlo ahora sería un desastre”.


           El informe encargado por el Congreso –mientras se espera el reporte del comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, el general David Petraeus– asegura que las autoridades iraquíes realizaron logros desiguales en las metas exigidas por Washington. Pese al incierto panorama descripto en el informe, el mandatario estadounidense convocó a una conferencia de prensa en la que volvió a defender –desafiante– su posición sobre el conflicto, informó la agencia italiana ANSA. En rueda de prensa, Bush mostró comprensión ante la actitud de hartazgo de sus compatriotas por el prolongado conflicto pero subrayó que la seguridad de Estados Unidos depende del éxito en el conflicto.


         “Es una guerra horrible” y que influye psicológicamente sobre los estadounidenses pero “los objetivos propuestos se pueden lograr”, afirmó, tras asegurar que si no creyera firmemente en la posibilidad de una victoria, no podría mirar a los ojos a los padres y madres de los soldados. En consecuencia, Bush volvió a sostener que sería erróneo abandonar Irak ahora, ya que eso “dejaría al país en manos del grupo terrorista Al Qaeda”, la organización considerada responsable de los atentados del 11 de setiembre del 2001 contra el Pentágono y las torres gemelas de Nueva York.


        El mandatario subrayó taxativamente que el verdadero debate en Washington “no es entre aquellos que quieren que las tropas vuelvan al país y aquellos que no”, sino entre quienes sostienen que “esta guerra es una causa perdida y quienes piensan distinto”. La discusión sobre el retiro de tropas de Irak se da en medio de fuertes presiones de la oposición y cuando varios republicanos comenzaron a tomar distancia de la política exterior de Bush y propugnan cambios de rumbo al respecto.


          Este resquebrajamiento en la hasta hace poco monolítica defensa republicana de la política exterior de Bush podría consolidar y acelerar los esfuerzos demócratas por lograr una reducción de tropas en la región, según los analistas. Luego, en relación al informe de la Casa Blanca al Congreso sobre la situación en Irak –cuya versión preliminar tomó estado público ayer– Bush afirmó que el mismo ofrece motivos “para estar optimistas”, informó la agencia alemana DPA.


         El mandatario explicó su optimismo en el hecho de que ocho de los dieciocho objetivos para la estabilidad en el país árabe “se cumplieron de manera satisfactoria”. En otras ocho áreas, “es necesario hacer más” y en otras dos los resultados son mixtos, aseguró Bush.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.