access_time 19:19
|
24 de septiembre de 2009
|
|
VÉLEZ SARSFIELD - UNIÓN ESPAÑOLA

Buscó hasta el final y tuvo su premio

El Fortín perdía en casa pero en el descuento igualó, y luego apareció el Roly Zárate para darle la victoria en la ida de octavos de final

BUENOS AIRES (DYN). En apenas dos minutos, Vélez Sarsfield dio vuelta una historia que parecía terminada: perdía 2 a 1 cuando se consumía el tiempo reglamentario, pero en dos jugadas consecutivas revirtió la situación y venció 3 a 2 a Unión Española de Chile en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana. Rolando Zárate, quien había ingresado en el último cuarto de hora, hizo el milagro y selló, de cabeza, la victoria velezana. El conjunto de Liniers no tuvo el brillo de otras jornadas y terminó sufriendo ante a un rival que fue ordenado y con dos contragolpes letales sacó una ventaja que parecía indescontable.

    Pero, Vélez nunca se entrega y llegará con una leve deferencia a la revancha del jueves 1. Los primeros minutos mostraron a Vélez algo desconcertado con el planteo presentado por el DT visitante, ya que le copó la mitad de la cancha y lo fue a presionar a su campo. De esta manera, el equipo chileno tuvo las chances más claras durante el primer cuarto de hora.

    Pasados los 15 minutos iniciales, Vélez empezó a crecer con el aporte de Moralez y con tiros libres consecutivos fue metiendo al conjunto trasandino contra su arco. Así, con un pelota detenida, llegó la apertura del marcador: Cubero jugó rápido para Jonathan Cristaldo, este fue hasta el fondo por la derecha y sacó un centro que López sólo tuvo que empujar para poner el 1 a 0. Con el dominio en el marcador, Vélez se soltó, pero la visita esperaba para lanzar sus contras. Y en una de ellas alcanzó la igualdad.

    Tras un largo saque de arco, Estévez dominó el balón en la medialuna y habilitó a Ramírez por izquierda para que el ex jugador de Godoy Cruz, con un remate cruzado y bajo, igualara y marcara el ansiado gol de visitante. En el complemento parecía que los de Liniers empezaban a controlar el partido, pero a los 15’, Ramírez armó una contra letal, tras superar a dos hombres y cuando le salía el tercero habilitó por derecha a Estévez y el ex San Lorenzo y Boca, con un tiro cruzado y bajo, puso en ventaja a su equipo. A partir de entonces, todo fue de Vélez.

    Gareca movió las piezas desde el banco e incluyó a tres delanteros de punta, aunque el Fortín se repetía en centros. Pero a poco del cierre, en dos acciones de pelota parada, el elenco local encontró la luz. Primero, un disparo de otro ex Tomba, Leandro Caruso, se estrelló en el poste y el esférico rebotó en Rosende para luego meterse dentro del arco. Enseguida, tras un cabezazo de Otamendi, Zárate le cambió el rumbo a la pelota, también de cabeza, y desató el festejo loco de los hinchas velezanos.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.