access_time 10:53
|
4 de agosto de 2006
|
LEGISLATURA

Buscan que la prohibición para fumar sea provincial

Se trata de un proyecto para modificar la ley antitabáquica y sería más dura que la ordenanza de Capital. No habría sectores para fumadores en los bares

         Luego de la normativa aprobada por el Concejo Deliberante de Capital, que limita los lugares públicos en los que estará permitido fumar, el senador de la UCR Sergio Bruni fue más allá y presentó el miércoles un proyecto de ley para que esta conducta quede terminantemente prohibida y no sólo limitada a lugares especiales.


         El proyecto plantea la modificación de una serie de artículos de la ley 6.898, conocida como Programa Provincial Antitabáquico, para que esto pueda ser llevado a la práctica. “La idea es establecer una normativa en el ámbito de toda la provincia para que se ataque el problema de fondo”, explicó el impulsor.


MODIFICACIONES.


          Entre los principales cambios propuestos para la ley 6.898, se destaca que quedaría prohibido fumar en cualquier espacio cerrado con acceso público, tanto en el ámbito público o privado de la provincia, así como también en los centros sanitarios y educacionales. Además, sugiere que se establezca como autoridad de aplicación de esta ley al Ministerio de Salud, a través de la Subsecretaría de Planificación y Promoción, y que los municipios adhieran. Por su parte, en otro de los apartados, se facultaría a la máxima autoridad de un lugar público o privado donde se infrinjan las restricciones para ordenar que se deje de fumar.


         La iniciativa, sin embargo, exceptúa de la prohibición a los siguientes lugares: patios, terrazas, balcones y demás espacios al aire libre de los lugares cerrados de acceso público; centros de salud mental y centros de detención de naturaleza penal o contravencional y salas de fiestas, cuando estas sean utilizadas para eventos de carácter privado .


 SANCIONES.


        La persona que fume en lugares prohibidos sería sancionada con multas que oscilan entre los 25 y los 100 pesos. En tanto que, para las autoridades de los establecimientos donde estuviera prohibido fumar y no hagan cumplir dicha prohibición, la sanción va desde los 500 hasta los 2.000 pesos. La reglamentación no sólo alcanzaría a los fumadores, sino que también iría destinada a los comerciantes que vendan cigarrillos a menores de 18 años. En estos casos, las multas se han fijado desde los 100 hasta los 1.000 pesos y, en caso de reincidencia, existe la posibilidad de que el local sea clausurado.


POLÉMICA EN CAPITAL.


        El concejal capitalino del Partido Demócrata Oscar Ramírez arremetió duramente contra el bloque de la UCR y el tratamiento que tuvo la ordenanza en el Concejo Deliberante.“Desde la oposición, compartimos el espíritu de la norma y el objetivo, pero no estamos de acuerdo con la forma en que se quiere implementar”, explicó el demócrata, quien especificó que, además de su bloque, también se suman el Par tido Justicialista y el ARI entre los opositores. “También dudamos de la eficacia que tendrán los controles.


        Al igual que con otras tantas medidas, el intendente ha hecho todo un circo para luego terminar demostrando flexibilidad”, afirmó Ramírez. Por otra parte, el concejal acusó que los aportes que hicieron fueron “pasados por alto”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.