access_time 07:23
|
12 de noviembre de 2012
|
|

SE VIENE TRABAJANDO HACE DOS AÑOS

Buscan que la Ley de Educación no sea víctima del mal clima legislativo

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/147/766/000147766-201107clases3_912196.jpg

El presidente de la Comisión Bicameral que estudia el proyecto, el radical Daniel Vilches, confía en que antes de fin de año se puede aprobar.

El proyecto de la nueva Ley de Educación provincial, que viene redactándose hace dos años y que equiparará la normativa local con la nacional vigente, escaparía de los vaivenes del tironeo político que se vive hoy en la Legislatura provincial; y, según estima uno de los senadores que viene trabajando más de cerca en esta iniciativa, antes de fin de año podría estar aprobada.

Daniel Vilches, el senador radical que preside la Comisión Bicameral de Educación, indicó que los roces entre oficialismo y oposición no han afectado el normal tratamiento y discusión de este proyecto que contiene 240 artículos. El oficialismo había prometido que para el 11 de setiembre iba a contar con su media sanción, lo que finalmente no sucedió.

Vilches, al igual que han hecho desde la Dirección General de Escuelas a la hora de justificar lo extenso que se ha hecho el tratamiento en comisiones de la nueva Ley de Educación, indicó que se vienen realizando todas las correcciones y consultas necesarias para que esta compleja norma no tenga cuestionamientos operativos o jurídicos.

Según Vilches, el proyecto se podría tratar en el recinto del Senado la última semana de noviembre o la primera de diciembre; y, como el debate previo que se viene dando en las comisiones –no sólo en la Bicameral de Educación, sino también en las otras en donde ha sido estudiado, como ser Hacienda– ha sido tan afinado, el legislador estima que la discusión en el recinto no debería estirarse demasiado o caer en las especulaciones políticas.

De igual forma, el legislador estima que, tras lograrse el aval legislativo en la Cámara Alta, el debate en Diputados tampoco debería postergarse demasiado debido a que el funcionamiento de una comisión bicameral ayuda a agilizar los tiempos para que se vayan haciendo aportes tanto de senadores como de diputados.

O sea, según Vilches, el proyecto de la nueva Ley de Educación podría estar sancionado definitivamente antes de fin de año, aunque el radical también acotó que nunca se sabe si los cortocircuitos entre oficialismo y oposición pueden entorpecer la obtención de esta norma. En el Senado transcurre un clima de mayor tensión política en los últimos días luego de que cuatro senadores radicales –Daniel Vilches, Milagros Suárez, Abel José y Guillermo Simón– se separaran del bloque y conformaran su propio grupo, al que denominaron Arturo Illia.

Esta situación, según acusan los dirigentes radicales que coinciden en los lineamientos de la conducción partidaria que encabeza Alfredo Cornejo, es propiciada por el oficialismo y hasta acusaron al gobernador Francisco Pérez y a su vice, Carlos Ciurca, de establecer vínculos con este nuevo bloque que responde al sector que tiene como principal figura al ex gobernador Roberto Iglesias.

Lo central pasa por el intento de reforma constitucional que moviliza el Gobierno y que cuenta con el rechazo de las cúpulas partidarias opositoras, pero con la aparición del bloque Illia –que jugaría a favor del oficialismo en este punto– la cantidad de legisladores que se necesita para cambiar la Carta Magna estaría más cerca de las necesidades del Ejecutivo. Pero el mal clima reinante hoy en la Legislatura puede trasladarse al tratamiento de otros asuntos, más allá de que Cornejo garantizó el apoyo en temas como el pliego de Omar Palermo para ocupar un cargo en la Corte local, la autarquía judicial y la agencia de recaudación, aunque nada dijo de la nueva Ley de Educación, además de otros proyectos como el del presupuesto. 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.