access_time 18:39
|
9 de enero de 2007
|
|
GUAYMALLÉN

Buscan efectivizar a mil empleados

La medida fue aprobada por el Concejo Deliberante. El intendente García la rechazó, pero desde la comuna dijeron que los nombramientos serán paulatinos.

     La comuna de Guaymallén está en plena efervescencia política. Hace 15 días quedó en suspenso el pase a planta permanente de 1.093 personas de esa municipalidad, lo que ha generado un fuerte tironeo entre el oficialismo y la oposición. La idea de efectivizar a estos trabajadores fue de los concejales, quienes el 26 de octubre aprobaron una ordenanza en la que le ordenaba al Ejecutivo departamental nombrar a todos los empleados temporarios.
  
    El 18 de diciembre, el jefe comunal decidió anular esta medida y envió el veto al cuerpo deliberativo, el que aún no acepta ni rechaza la medida de García. En caso de que los concejales decidan sostener su posición, la ordenanza entrará en vigencia y se deberá efectivizar a estas personas de una sola vez. Pero si bien la intendencia desechó la ordenanza, ayer el secretario de Gobierno de Guaymallén, Roberto Mandarino, dijo que era una barbaridad lo dispuesto por el Concejo, pero confirmó que el personal será nom- brado en forma paulatina.

    “Se hará de acuerdo a lo que disponga el Ejecutivo y no el Concejo, y vamos a seguir efectivizando por tandas, de acuerdo a lo que hemos hablado con el sindicato”, sostuvo el funcionario, y dijo que para la primera parte se prevé el pase a planta permanente de unas 200 personas.

     AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON. Según fuentes municipales, entre los 1.093 temporarios que serían efectivizados hay de todo y de todos los colores políticos. Ex concejales, parientes de funcionarios, hijos de empleados y cientos de punteros políticos integrarían la gran lista que hoy genera fuertes peleas para ver quién pone a su gente.Además, dijeron que esta ordenanza se ha convertido en el elemento de presión de algunos concejales para darle a cambio al Ejecutivo la aprobación del presupuesto de este año, que ronda los 90 millones de pesos.

   “Las clases más altas están repartidas entre ex ediles y punteros de todos los partidos”, confesó una alta fuente de Guaymallén, y explicó que, con todos los ítems, esto representaría un sueldo de unos 2.500 pesos de bolsillo. Con estas cifras, dirigentes de este departamento infieren que el incremento de personal en la comuna ascendería a niveles impensables en los últimos años. De acuerdo a datos que se manejan en el Concejo, de 1.980 empleados en el 2003, sin contar los que están con un contrato de locación, se pasaría ahora a unos 3.400.

    “Esto no tiene que ver sólo con los radicales, que son quienes comandan la comuna, sino con la oposición también”, ratificó otro dirigente. Ante esta situación, El Sol intentó comunicarse con el intendente García para ver qué opinaba, pero no atendió el teléfono. Luego de insistir varias veces, uno de sus colaboradores comentó que se encuentra de vacaciones en la costa Atlántica. Pese a esto, Mandarino mostró el veto del jefe departamental y explicó que la decisión de rechazar la ordenanza se debió a que “es un atropello a la norma”. Y explicó que el Concejo no puede ordenarle al Ejecutivo qué hacer con su personal.

    UNO MÁS Y VAN.Con este nuevo listado, Guaymallén cosecha un nuevo escándalo en cuanto a la cantidad de personal que maneja. Hace varios meses, trascendió que la planta de empleados había crecido considerablemente y que las cuentas de la comuna estaban en rojo. Incluso se dijo que García, quien pertenecía al sector interno de Roberto Iglesias, dio un giro interno y se alió al grupo de gobernador Julio Cobos, buscando que le tiraran un salvavidas financiero.

    Lo cierto es que, hoy, muchos sacan cuentas y dicen que la estructura comunal de ese departamento es similar, entre otros, a la de Godoy Cruz, aunque el cacique comunal César Biffi no se ha extralimitado en sus números como lo ha hecho García. “Esto demuestra que, cuando se quiere, se puede tener un municipio ordenado”, sostuvo un legislador, y agregó: “El problema que se le presenta a García es que ya está sobrepasado, y con esta nueva lista necesita un presupuesto para sueldos que supera lo que marca la Ley de Responsabilidad Fiscal, que es la que ordena las cuentas, tanto de las municipalidades como del Gobierno provincial”.

     De acuerdo a los números que se manejan, manejan, de 90 millones del presupuesto, 60 se irían en el pago de salarios. Pero aquí entra en juego no sólo la situación de la Municipalidad sino también del Concejo Deliberante. Según Mandario, los ediles han proyectado una pauta de gasto para este año de 5,7 millones de pesos. Ahora, si ese monto se lo divide entre los 12 concejales, la cifra es escalofriante: cada edil le cuesta al departamento nada menos que 475.000 pesos al año.

    Si bien del monto total hay que tener en cuenta los sueldos del personal, que son del cuerpo y no de cada edil, esto tampoco representa una gran diferencia, ya que son unas 10 personas. “Sé que han pedido más presupuesto porque quieren construir un edificio nuevo, ya que trabajan en forma desordenada en distintos lugares”, comentó Mandarino. De todas maneras, según el diputado justicialista y ex intendente de Guaymallén, Roberto Blanco, en el 2002, el presupuesto del Concejo fue 1,2 millones de pesos y en el 2007 trepará a 5,7 millones.

    Con estos números sobre la mesa, resta saber qué sucederá con esta ordenanza que está flotando en Guaymallén y de la que todos hablan. Incluso quienes han tenido acceso a estos nombres comentan que están incluidos algunos asesores que llegaron a la comuna adscriptos del Gobierno provincial.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.