access_time 00:14
|
31 de julio de 2006
|
DISEÑO DE UN AMBICIOSO PROYECTO OFICIAL

Buscan consensuar el banco estatal

El gobernador hará varias consultas para definir el perfil de la nueva entidad. Hoy recibirá a la oposición política, pero también convocará a empresarios, universidades y gremios.

     El Gobierno provincial empezará a buscar, desde hoy, el consenso político, social y empresario para la creación de un nuevo banco estatal. El primer turno será para la oposición. El gobernador Julio Cobos se reunirá, esta tarde, con las autoridades y referentes del justicialismo, del Partido Demócrata y del ARI. Ninguna de estas agrupaciones políticas ha marcado, hasta ahora, una posición crítica al proyecto del mandatario.

    Pero en el Poder Ejecutivo, todos los que trabajan en la iniciativa hablan de ampliar la consulta lo máximo posible, para recoger también las opiniones del sector económico, las universidades, la banca privada y hasta los gremios. El tiempo que se tomará el Gobierno para recoger opiniones refleja la dimensión que tendrá la consulta.

    La ministra de Economía, Laura Montero, y el presidente del Fondo de la Transformación y Crecimiento, Jorge Tieppo, indicaron ayer que este proceso tardará entre dos y tres meses. La agenda oficial demuestra así que, cerca de fin de año, estaría listo el proyecto consensuado. Luego, llegará el momento de redactar los documentos fundacionales del banco. Todo esto con el objetivo de cumplir con el deseo de Cobos: lanzar el "nuevo Banco Mendoza" en la Fiesta de la Vendimia.

    ESTUDIOS. Cobos enfrentará las consultas con varios elementos de base. El principal es un estudio que da la viabilidad jurídica y contable para avanzar en el proyecto del nuevo banco estatal. Este trabajo lo hizo un estudio local "de primera línea" y fue recibido por el Ejecutivo el 16 de marzo pasado. La ministra Montero agregó que el Gobierno tiene también en sus manos "un estudio muy detallado de los errores del pasado", para no repetirlos. Es decir, las razones que condujeron al traumático cierre del viejo Banco Mendoza en 1999.

    Con estas herramientas, el Gobierno elaboró un primer borrador. No obstante, lo escrito es apenas el germen de lo que sería el proyecto final. De hecho, Montero sostuvo ayer que la entidad financiera estatal debería estar dirigido al sector productivo, pero, a la vez, reconoció que "el perfil" del banco todavía no ha sido definido.

    EQUIPO. Al margen de la cita con la oposición, hoy a la mañana se reunirá el equipo técnico para avanzar en el diseño del proyecto del banco. Al frente se encuentra Raúl Baglini, pero también ocupa un lugar relevante el asesor Alfredo Aguilera, quien trabajó durante casi una década en el caído Banco Mendoza. Se espera que otros cuadros técnicos se sumen en la elaboración de un proyecto muy complejo.

    Quien ayer demostró que gravitará al máximo en el diseño del banco estatal es la ministra Montero, con lo que prácticamente quedó atrás la pelea que tuvo con el gobernador la semana pasada (ver aparte). Montero aseguró que el banco estatal será la continuación de otras políticas provinciales para activar el acceso al crédito del sector productivo.

    "Como la provincia no maneja variables, empezamos a ver que, para producir la reactivación, había que gestar un modelo autónomo en el sistema financiero", expresó la funcionaria. También se refirió al temor de que la nueva banca estatal sucumba por malos manejos. "Es un principio conceptual evitar que el Estado tenga acceso ilimitado a los recursos o los use como instrumento político", afirmó. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.