access_time 12:13
|
24 de noviembre de 2012
|
|

iniciativa

Buscan colocar surtidores con temporizadores en baños públicos de Mendoza

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/106/102/000106102-2011026-hogar-bao_452445.jpg

El proyecto obtuvo la aprobación de Diputados y tiene como objetivo ahorrar agua. La medida sería extensiva a edificios privados de uso público.

La Cámara de Diputados de Mendoza aprobó un proyecto de ley para establecer la colocación obligatoria de surtidores con temporizadores en todos los baños de los establecimientos estatales de la provincia, con la finalidad de promover el ahorro de agua.

En caso de ser aprobado en el Senado, la ley se aplicaría a los baños que se construyan a partir del año próximo, mientras que en los edificios existentes deberán adaptarse paulatinamente en un plazo de dos años.

Además, dispone que los municipios deberán adecuar su normativa, como así también los baños de edificios privados, destinados al uso público.

La iniciativa corresponde a la diputada radical Lorena Meschini y tiene como objetivo, a partir de la crisis hídrica que presenta Mendoza, "articular esfuerzos de sensibilización e incidencia en defensa del agua como un bien común y un derecho humano".

En la fundamentación del proyecto, la legisladora destacó la necesidad de ahorrar y no derrochar el recurso hídrico, y advierte que "el desafío es reducir su consumo "alterando" hábitos y prácticas y detectando fallas, con su consecuente reparación".

Agregó asimismo que "la escasez de agua trae consecuencias en la salud de los seres vivos" y subraya que "para tener una idea del gasto, se calcula que una canilla que pierde gotas de agua, suman al terminar el día unos 46 litros". "Si lo que sale de la canilla es un hilo muy fino de agua, estaremos hablando de unos 2.000 litros diarios, y si se trata de un chorro un poco más grueso, puede demandar de 11.000 a 30.000 litros al día", aseguró.

Además, consignó que en la provincia, el consumo oscila entre los 600 y 650 litros diarios por habitante, y para alcanzar el promedio mundial habría que bajarlo a 250 litros.

"En este contexto, se considera imprescindible que toda la ciudadanía, y en especial el Estado adopte medidas en sus edificios públicos a fin de evitar el derroche excesivo. En este marco, se considera oportuna la instalación en toda la Administración Pública de grifos con temporizadores, los cuales permiten a través de la pulsación, un corte automático del flujo de agua", finalizó. 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.