access_time 19:46
|
16 de febrero de 2007
|
|
TRAS EL ACUERDO POR EL GAS

Brasil y Bolivia lanzan cuerpo energético

La visita de Evo Morales a Brasilia concluyó con el inicio de una nueva relación energética. Las inversiones llegan a los 3.000 millones de dólares para los bolivianos.

   BRASILIA (EFE). La primera visita de Estado a Brasil del presidente de Bolivia, Evo Morales, concluyó ayer con un “final feliz” para el diferendo del gas natural y el inicio de una nueva relación energética, con inversiones previstas por 3.000 millones de dólares en energía en suelo boliviano. La visita de Morales se convirtió en un encuentro de trabajo entre ministros y técnicos de los dos gobiernos y anoche alcanzaron, finalmente, una fórmula “satisfactoria para ambos lados”.

   El acuerdo “fortalece el proceso de cambio y nos permite profundizar la democracia en el país con transformaciones democráticas, culturales y sociales”, dijo Morales tras la firma de una declaración conjunta con su colega de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

   El gas natural es la principal riqueza natural de Bolivia, que exporta unos 27 millones de metros cúbicos a Brasil a través de un gasoducto que llega a San Pablo, y otros dos millones por una tubería menor a la ciudad de Cuiabá, en el estado de Mato Grosso. La cuenta pagada por Brasil el año pasado por este combustible fue de 1.260 millones de dólares, explicó el ministro brasileño de Minas y Energía, Silas Rondeau.

   EN CAMINO. Hasta el miércoles a la noche, Morales demandaba aumentar el precio de ese combustible de cerca de 4,3 dólares hasta 5 dólares por millón de BTU (medida calórica internacional), lo que chocaba con la férrea oposición de la estatal brasileña Petrobras. La fórmula encontrada, tras duras negociaciones, respeta los contratos de suministro vigentes entre los dos países y beneficia a Bolivia y a Brasil, afirmó Lula.

   “El gas es un factor decisivo de integración entre nuestras economías. Queremos que continúe siendo el buque insignia de nuestra relación energética”, agregó. Según el acuerdo anunciado por los mandatarios, cuyos detalles fueron explicados más tarde por sus ministros, Petrobras sólo pagará precios internacionales flotantes sobre “las fracciones más valorizadas” de los líquidos contenidos en el gas natural, como etano, propano y gasolina natural.

    Ese pago extra será sólo por la parte del gas importado que tenga un poder calorífico por encima de 8.900 kilocalorías por metro cúbico, aunque Bolivia se compromete a entregar un gas con poder calorífico de, al menos, 9.200 kilocalorías por metro cúbico. Además de combustible, el gas natural es un valioso insumo petroquímico para fabricar resinas o combustibles a partir de componentes como etano, butano y gasolina natural. Esas son las fracciones que serán calculadas y pagadas aparte.

   El aumento del precio del gas de Cuiabá aportará 40 millones de dólares adicionales, que se suman a los cerca de 100 millones de dólares anuales por la valorización de los componentes más valiosos de la otra cantidad, que es vendida a Petrobras.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.