access_time 11:45
|
7 de octubre de 2009
|
|
LÍDER DE LA REGIÓN

Brasil se ve en seis años entre las cinco potencias mundiales

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva mostró su confianza en que su país se consolidará dentro del grupo de las mayores economías del planeta. Invitó a empresarios de la UE a invertir.

ESTOCOLMO (EFE). El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró ayer ante empresarios de la Unión Europea (UE) que Brasil se situará “entre las cinco o las seis mayores economías del mundo” en el 2016, año en que Río de Janeiro albergará los Juegos Olímpicos. Así lo indicó el líder brasileño durante una intervención en la “cumbre económica” paralela a la tercera cumbre entre la UE y Brasil, celebrada ayer en Estocolmo bajo presidencia sueca de la Unión. “Esto ha ocurrido paso a paso”, enfatizó el mandatario brasileño en referencia a los logros de su país, que se ha convertido en una de las principales potencias emergentes del mundo y que acaba de adjudicarse la organización de los Juegos del 2016.


    Según indicó, los brasileños “estamos aprendiendo a disfrutar nuestro país” y a entender que no hay países mejores que otros. “Algunos sólo son más ricos, pero no mejores; eso es lo que nos tenemos que creer”, destacó, y animó a los empresarios europeos a “hacer las inversiones necesarias en Brasil”. “No pierdan esa oportunidad”, recalcó. En su opinión, Brasil tiene un “largo camino por recorrer”. “Pero también tenemos la convicción de que en el 2016 estaremos entre las cinco o seis mayores economías del mundo”, agregó. “Me tendrán que invitar a ser un miembro del G-8” (países más industrializados), vaticinó.


     Lula concluyó su discurso invitando a “todos” a que conozcan “este nuevo Brasil, que no va a desaprovechar el siglo XXI como ha desaprovechado el siglo XX”. Tras el foro de negocios, la Confederación de Empresas sueca, la Confederación Nacional de Industria (CNI) brasileña y la patronal europea, BusinessEurope, hicieron una declaración conjunta en la que pidieron concluir lo antes posible las negociaciones de Doha en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la liberalización del comercio mundial. Los empresarios recordaron que el acuerdo estratégico suscrito entre la UE y Brasil ha permitido que sus relaciones bilaterales sigan creciendo y que, incluso en tiempos de crisis económica, el comercio entre ambas partes haya crecido cerca de 15% en el 2008. Por otra parte, solicitaron a la UE y a Brasil que apoyaran un desarrollo económico sostenible y que lograran un buen resultado en la conferencia de la ONU sobre el clima que se celebrará en Copenhague en diciembre.


     Además, la Unión Europea (UE) y Brasil se comprometieron ayer a promover una lucha contra el cambio climático coherente, con la responsabilidad de cada país por sus emisiones de CO2, aunque no fijaron plazos ni porcentajes conjuntos. En una declaración al término de su tercera cumbre bilateral, las dos partes señalan que la máxima prioridad es la de encauzar los compromisos globales de cara a la conferencia de la ONU sobre el clima que se celebrará en Copenhague en diciembre. Sin proponer cifras ni fechas concretas para la reducción de emisiones, lo que sí subrayaron es que la temperatura media global no debería sobrepasar 2 grados respecto del nivel preindustrial, para lo que proponen compromisos vinculantes para los países desarrollados, así como acciones de mitigación de los efectos del calentamiento global “apropiadas” para los países en desarrollo.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.